28 de marzo de 2020
 
Publicado 19/02/2020 9:30:06CET

Las labores de poco valor añadido podrían ocupar solo ocho horas a la semana en diez años, según Adecco

Una trabajadora con un ordenador
Una trabajadora con un ordenador - Jesús Hellín - Europa Press

MADRID, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

Las labores de poco valor añadido como el intercambio de información o el análisis de datos podrían verse reducidas hasta en un 20% de la jornada en diez años, lo que equivaldría a ocho horas semanales, es decir, a una jornada laboral completa.

Así se despende de un estudio realizado por Adecco Group Institute, donde también se pone de relieve que, gracias a la tecnología, una jornada laboral de 1970 se completa en el presente en tan solo una hora y media.

En el informe también se apunta que en 1930 los españoles ocupaban un promedio del 20,1% de su tiempo en el trabajo, frente al 9,6% que pasaban en 2012.

Los expertos encuestados aseguran que, lejos de convertirse en un obstáculo para la creación de empleo, la tecnología traerá consigo beneficios.

De hecho, resaltan que una de las principales ventajas de la tecnología es la rehumanización del tiempo, que permitirá a las personas encontrar un mejor equilibrio entre la vida personal y la profesional.

Además, creen que las tecnologías se encargarán de las tareas rutinarias que entorpecen el trabajo de los profesionales actuales y que la clave para que la tecnología no se convierta en una amenaza para el empleo reside en potenciar las capacidades humanas como el liderazgo, la empatía o la credibilidad.

Adecco Group Institute estima que un total de 275 millones de personas, el 14% de la fuerza laboral mundial, necesitará transformar sus capacidades de aquí a 2030. En esta coyuntura, considera que el reciclaje profesional, la formación continua y la reimaginación son "claves" para que la automatización no derive en destrucción de puestos de trabajo.

Por otro lado, el 93% de los encuestados asegura que España no lidera la revolución tecnológica y que, por lo tanto, "no se están aprovechando todos los recursos". No obstante, las empresas apuestan por invertir en formar los trabajadores en materias tecnológicas, ya que creen que el impacto llegará en un futuro "a corto plazo".

Para leer más