Publicado 12/03/2020 21:37CET

Patronal y sindicatos acuerdan abordar con el Gobierno la flexibilización de los ERTEs en los próximos días

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz; la vicepresidenta tercera, Nadia Calviño; el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias; el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; el secretario general de CCOO, Unai Sordo; el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi.
La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz; la vicepresidenta tercera, Nadia Calviño; el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias; el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; el secretario general de CCOO, Unai Sordo; el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi. - Jesús Hellín - Europa Press - Archivo

Sindicatos piden más medidas al Gobierno medidas para evitar consecuencias en trabajadores y patronal MADRID, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

Las patronales CEOE y Cepyme y los sindicatos CCOO y UGT han acordado este jueves medidas extraordinarias para responder al impacto del coronavirus en empresas y trabajadores y las han plasmado en un documento enviado al Gobierno, con el que abordarán en los próximos días la flexibilización de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTEs).

Así lo han anunciado los presidentes de CEOE y Cepyme, Antonio Garamendi y Gerardo Cuerva, y los secretarios generales de CC.OO., Unai Sordo, y UGT, Pepe Álvarez, en distintas comparecencias posteriores a la reunión telemática entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, varios vicepresidentes y ministros con los agentes sociales ante la crisis del coronavirus.

Ambas partes entienden que las posibles situaciones y contingencias derivadas de esta pandemia no cuentan con una respuesta suficiente en la actual normativa laboral y de Seguridad Social. No obstante, las partes han señalado que se han emplazado a abordar esta situación durante los próximos días.

Tampoco se han destacado nuevas medidas para hacer frente al impacto económico del virus, tal y como había anunciado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante el Consejo de Ministros extraordinario celebrado este jueves.

El presidente de CEOE, Antonio Garamendi, ha afirmado que "hoy por hoy es una crisis temporal en el tiempo", por lo que ha indicado que hay que trabajar con decisiones "extraordinarias, transitorias y temporales" y adoptarlas en función de los acontecimientos, ya que "la situación no es la misma ahora que hace una semana".

Garamendi ha explicado que se ha alcanzado un acuerdo en el plano laboral relativo a los ERTEs con el fin de que "trabajadores y empresa realmente no sufran y puedan mantenerse en el tiempo" una vez pase la pandemia del Covid-19.

Concretamente, ha explicado que se va a trabajar para agilizar los trámites de los ERTEs y la posibilidad de que se puedan acometer con efecto retroactivo, pero ha insistido en que se tendrá que acometer de forma gradual, a medida que aumente el problema de la pandemia.

Según el presidente de CEOE, en la patronal entienden que hay un compromiso del Gobierno para flexibilizar los ERTEs, ya que "hay que hacer un cuerpo legal que palabra a palabra explique el fondo del asunto", algo que, además, "no se hace en una hora".

"Todas las intervenciones de los ministros han sido de apoyo al diálogo bipartito y al planteamiento conjunto. Entendemos que harán suyas las propuestas de ese diálogo", ha enfatizado por su parte Cuerva.

También han indicado que el Fondo extraordinario para atender los posibles ERTes y las bajas laborales por accidente trabajo derivadas de los aislamientos por la enfermedad del coronavirus tendrá que "acompasarse al tiempo que dure el problema", si bien ha recordado que el BCE y los instrumentos de la UE deberán actuar de forma coordinada en la prestación de fondos.

En cualquier caso, Garamendi y Cueva han recalcado que las medidas son "necesarias y urgentes", y ha pedido que todas las medidas que se puedan requerir sean aplicadas por el Gobierno de forma "real y eficiente" para que llegue de verdad a la pequeña y mediana empresa.

"Queremos máxima agilidad, celeridad y urgencia", ha apostillado Cueva, quien ha precisado que los empresarios pedirán "flexibilidad en las plantillas" en las empresas ante la crisis de la pandemia del coronavirus.

LOS SINDICATOS PIDEN MEDIDAS PARA EVITAR IMPACTO EN TRABAJADORES

Del lado sindical, el secretario general de CC.OO., Unai Sordo, ha afirmado que el Gobierno está en disposición de negociar y hablar tanto de los ERTEs de forma "inmediata", aunque no se ha cerrado fecha.

Sordo también ha señalado que el control sobre las causas de los ERTEs debe ser necesario, porque "no se puede abrir un portón para que se acaben tomando medidas que no corresponden a los motivos de la crisis sanitaria".

"Agilidad, sí, pero también con garantías e intervención sindical para evitar que esto se vaya por donde no se tiene que ir", ha remarcado.

Además, sobre el impacto económico de las medidas que se han planteado por parte de los agentes sociales ha señalado que se desconoce a cuánto ascenderá porque dependerá de cómo evoluciona la crisis sanitaria.

El líder de CC.OO. también ha afirmado que Sánchez ha puesto encima de la mesa la "absoluta prioridad" de reformar los servicios sanitarios. "Hay que movilizar un fondo que tiene que ser muy importante para paliar los efectos de esta crisis sanitaria", también ha remarcado el líder sindical.

Por su parte, el secretario general de UGT ha dejado claro que la regulación de ERTEs se debe hablar en días, aunque cree que se debería haber abordado ya, porque se están produciendo expedientes y los sistemas tradicionales no están pensados para una situación de emergencia. De hecho, cree que se debería aprobar en el Consejo de Ministros del próximo martes.

Además, ha dejado claro que no hay un momento incontrolado de expedientes de regulación temporal de empleo y que la propuesta de flexibilizarlos tiene "absolutas garantías", porque tiene que pasar por el control sindical y "no se va a dar autorización a ningún ERTE que no esté plenamente justificado e inmerso en las empresas afectadas por esta crisis de carácter sanitario".

Por otro lado, tanto Sordo como Álvarez han coincidido en que el Gobierno debe tomar medidas que afecten a la clase trabajadora de España, que si no va a sufrir "las consecuencias de la paralización económica que va a haber".