Actualizado 10/06/2013 17:21

El PSOE reivindica la reforma de pensiones de hace dos años y rechaza cualquier cambio que recorte la cuantía

Valeriano Gómez
EUROPA PRESS

Apuesta por un factor de sostenibilidad que tenga en cuenta también elementos como el tiempo de cotización o la edad de jubilación

MADRID, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de Economía del PSOE en el Congreso, Valeriano Gómez, ha recordado este lunes que la reforma del sistema de pensiones que acometió el Gobierno socialista hace dos años entró en vigor el 1 de enero de este año, por lo que considera que es "válida" todavía, ya que "puede garantizar la sostenibilidad del sistema a largo plazo".

Asimismo, ha exigido al Ejecutivo de Mariano Rajoy que en la aplicación del factor de sostenibilidad no se tenga en cuenta únicamente un recorte en la cuantía de las pensiones, sino otros factores como tiempo de cotización o edad de jubilación.

En rueda de prensa tras la reunión del grupo de trabajo sobre pensiones creado por la Ejecutiva Federal del PSOE, Gómez ha rechazado de plano el informe de la comisión de expertos nombrada por el Gobierno para diseñar el factor de sostenibilidad, ya que ha alertado de que en su conclusión "no garantiza ni el poder adquisitivo de los actuales pensionistas ni la cuantía nominal para los futuros".

En este sentido, ha advertido de que el informe de la comisión de expertos, que propone por una parte que la subida de las pensiones deje de depender sólo del IPC y, por otra, que las nuevas pensiones incluyan la esperanza de vida para calcularlas, reduciéndose a medida que ésta aumente, supone "automatizar la rebaja de las pensiones", algo con lo que, ha adelantado, "nunca colaborará el PSOE".

Gómez ha defendido que una de las "herencias recibidas" por el Gobierno actual fue la última reforma de pensiones acometida hace dos años, la cual, según ha recordado, fue acordada con los agentes sociales y con ella se "hace frente al cambio demográfico, aumentando paulatinamente la edad de jubilación y asegurando la misma edad para los que tienen largos periodos de cotización", todo ello con la incorporación de un fondo de reserva.

FONDO HASTA 2018.

De este modo, el dirigente socialista ha recordado al Gobierno que en lugar de iniciar una nueva reforma de pensiones, puede utilizar este fondo de reserva, de 67.000 millones de euros, ya que, a juicio del PSOE, todavía tiene "volumen suficiente para atender las obligaciones" del sistema, "incluso hasta 2018".

En cuanto al factor de sostenibilidad, Gómez opina que lo que hay que asegurar es cómo garantizar que la subida en la esperanza de vida "no termine haciendo insostenible el futuro del sistema de pensiones", por lo que ha añadido que si el Gobierno quiere utilizarlo para reducir las pensiones, no contará con el PSOE.

Así, ha manifestado que el diseño del factor de sostenibilidad es algo sobre lo que hay que continuar reflexionando porque "las pensiones tienen que tener alguna forma de actualización razonable", motivo por el cual ha insistido en acudir al fondo de reserva mientras tanto.

"Lo que el PSOE quiere es que no se reforme una ley deprisa y corriendo que apenas lleva seis meses de vigencia y que es fruto de un amplio acuerdo entre empresarios, sindicatos y Gobierno", ha remarcado.

EL OBJETIVO DEBE SER EL ACUERDO.

En cualquier caso, el portavoz económico del PSOE en el Congreso ha remarcado que el sistema español de pensiones ha tenido desde siempre "una gran virtud" y es que cualquier reforma que se ha acometido al respecto se ha llevado a cabo "con acuerdo" con los agentes sociales, por lo que ha pedido al Ejecutivo que continúe en la misma línea.

"Si el Gobierno plantea cambios, que lo diga expresamente, y si quiere llevarlos a cabo, que respete la forma en que hasta ahora hemos abordado en España los cambios en nuestro sistema de pensiones. Este tiene que ser el objetivo, y es más importante que el propio contenido de la reforma", ha subrayado.

A la pregunta de si la oposición del PSOE al informe de la comisión de expertos puede cerrar las puertas a un pacto con el Gobierno sobre la posición que defenderá en el Consejo Europeo de finales de junio, Gómez lo ha descartado, ya que "el hecho de expresar objeciones no debe alterar la posición común sobre la política europea".

A su juicio, "es importante llevar una sola voz en Europa" en un momento que ha calificado de "trascendental" para el futuro de la Unión, por lo que ha asegurado que los socialistas siguen pensando que el pacto es "el camino" a la hora de defender los intereses de España.