6 de junio de 2020
 
Publicado 01/04/2020 14:38:48 +02:00CET

El sector privado de EE.UU. destruyó 27.000 empleos en la primera mitad de marzo

March 5, 2020 - Seattle, Washington, United States: The usual crowds of Amazon workers were nowhere to be seen during lunch today at Amazon's Seattle campus. Here food trucks that normally have long lines of customers serve just a few of the Amazon worker
March 5, 2020 - Seattle, Washington, United States: The usual crowds of Amazon workers were nowhere to be seen during lunch today at Amazon's Seattle campus. Here food trucks that normally have long lines of customers serve just a few of the Amazon worker - Stuart Isett

WASHINGTON, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

El sector privado en Estados Unidos destruyó 27.000 empleos en las dos primeras semanas de marzo, antes de que el brote de coronavirus Covid-19 se extendiera de forma generalizada por el país, según los datos recopilados por la consultora ADP y la agencia Moody's y publicados este miércoles.

La encuesta de situación de empleo realizada por ambas firmas únicamente contabiliza los datos hasta el 12 de marzo, por lo que no tiene totalmente en cuenta el impacto de la pandemia en la economía estadounidense.

Por tamaño, las pequeñas empresas registraron un descenso de 90.000 puestos de trabajo, mientras que las firmas medianas elevaron el número de trabajadores en 7.000 personas y las grandes compañías contrataron a 56.000 trabajadores netos.

De su lado, el sector productor de bienes destruyó 9.000 puestos de trabajo, tras un incremento de 7.000 trabajadores en la industria minera y manufacturera pero una caída de 16.000 empleados en la construcción.

El sector servicios también se vio afectado negativamente, con un descenso de 18.000 trabajadores, especialmente por la caída de 37.000 personas en el transporte y el comercio y pese al incremento de 48.000 puestos de trabajo en la educación y la salud. El empleo asociado a hoteles y otras actividades turísticas descendió en 11.000 personas.

Este viernes se publicarán los datos de paro y empleo registrados por la oficina de estadísticas laborales del Departamento de Trabajo estadounidense, que utiliza el mismo calendario de trabajo que ADP, por lo que únicamente tendrán en consideración a los trabajadores en nómina hasta mediados de mes. Los datos definitivos se revisarán en los informes publicados en meses posteriores.