Díaz Ferrán y Pascual declararán hoy por primera vez ante los tribunales desde la quiebra de Marsans

Actualizado 04/03/2011 9:16:41 CET

MADRID, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los antiguos propietarios del Grupo Marsans, Gerardo Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual, declararán este viernes ante los tribunales por primera vez desde la quiebra de la empresa turística, dentro de la vista que celebra el Juzgado de lo Mercantil número 12 de Madrid para decidir el embargo de bienes a varios consejeros de la compañía.

Los dos empresarios comparecerán como testigos después de que el pasado 2 de febrero se quejaran por no poder comparecer durante la vista de oposición a los embargos dictados contra ellos para cubrir la deuda de la compañía, que asciende a 424,4 millones de euros.

En la vista de este viernes, la juez Ana María Gallego tendrá que decidir si embarga cautelarmente bienes a Carlos de Borbón y Dos Sicilias, primo del Rey y consejero de Reyal Urbis y Cepsa, y al antiguo vicepresidente de Banif Emilio Novela, entre otros.

La petición de embargo también afecta a José Félix de Rivera, Ignacio Pascual -hijo de Gonzalo Pascual- y Gerardo Díaz Santamaría -hijo de Gerardo Díaz Ferrán-, y la sociedad patrimonial del ex presidente de la CEOE, Inversiones Grudisan. Los embargos han sido solicitados por el acreedor Mapa Tours.

La juez tendrá que determinar si existen suficientes indicios de culpabilidad en la insolvencia por su actuación al frente de la compañía turística y, en ese caso, dictar el embargo para hacer frente al 'agujero' patrimonial de la compañía, que alcanza los 271 millones de euros, según el informe de la administración concursal.

Los administradores concursales consideran que podrían ser responsables porque aunque los consejeros abandonaron Viajes Marsans entre noviembre y diciembre de 2009, en octubre de 2009 firmaron las cuentas anuales, que incluían desvíos de dinero a la matriz, Teinver, en forma de préstamos por 221 millones de euros.

En caso de que se dicte la incautación de los bienes de los ex consejeros, éstos se sumarán a los ya embargados por la juez a los fundadores de la compañía turística, Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual, así como a la última propietaria de Viajes Marsans, la sociedad Posibilitumm Business, propiedad del empresario Ángel de Cabo.