Publicado 09/08/2021 12:28CET

Unos 6.500 jóvenes han conseguido trabajo gracias al Plan PICE de la Cámara de Comercio de España

Archivo - Jóvenes trabajando con ordenadores.
Archivo - Jóvenes trabajando con ordenadores. - JUNTA DE ANDALUCÍA - Archivo

MADRID, 9 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Plan de Capacitación del Programa Integral de Cualificación y Empleo (PICE), liderado por la Cámara de Comercio de España y ejecutado por las cámaras territoriales, ha conseguido insertar laboralmente a 6.446 jóvenes desde que fuese creado en 2015, según datos de la propia Cámara de España.

Entre las CC.AA. en las que más personas se han conseguido integrar en el mundo laboral destaca Andalucía, con 1.588 nuevos empleos, seguida de Comunidad Valenciana (1.519) y Cataluña, con 459 jóvenes con un nuevo empleo.

Además, 144.610 jóvenes han recibido servicios de orientación vocacional, 87.000 han sido formados en Formación Troncal/Formación Específica y 22.925 jóvenes han realizado actuaciones de intermediación laboral gracias a este Plan, enmarcado en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil del Ministerio de Trabajo y Economía Social y cofinanciado por el Fondo Social Europeo.

Las empresas adscritas a dicho programa reciben una ayuda a la contratación de los jóvenes, de entre 16 y 29 años, que al menos han completado la fase de orientación vocacional del Plan de Capacitación del Programa Integral de Cualificación y Empleo (PICE). Esta ayuda asciende a 4.950 euros y se extiende a cualquiera de las modalidades de contratación previstas en la ley: indefinido, temporal, en prácticas o para la formación y el aprendizaje.

Por otra parte, también existen ayudas para emprendedores con el objetivo de fomentar el autoempleo, de forma que los jóvenes beneficiarios del Sistema Nacional de Garantía Juvenil que hayan pasado por el PICE y pongan en marcha una actividad empresarial o profesional reciben una ayuda de 600 euros, siempre y cuando los jóvenes permanezcan inscritos al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) durante 12 meses de forma ininterrumpida. Solo se da una única ayuda por empresa creada.

UN PLAN SUSTENTADO EN DOS BASES

El plan está sustentado en dos bases, un plan de capacitación y otro de Movilidad. El plan de capacitación consta de un itinerario formativo que prepara a los jóvenes para su inserción en el mundo laboral. Dicho itinerario comienza con la orientación vocacional, en la que los
alumnos aprenden a elaborar su CV o afrontar una entrevista de trabajo. A continuación, se imparte una formación troncal: idiomas, competencias digitales o habilidades para el empleo.

En la última de las etapas, se les ofrece una formación específica orientada a un puesto de trabajo o profesión específica, que podrá complementarse con acciones de intermediación laboral. El plan de movilidad, por otra parte, les permite ampliar la capacitación profesional en empresas de países de la Unión Europea.