Calviño pide al Senado que facilite la aprobación de la senda de déficit frente a la "irreal" meta actual

Publicado 17/10/2018 18:07:43CET
Marta Fernández Jara - Europa Press

Advierte de que la senda actual tendrá un "impacto adverso" en crecimiento y empleo

MADRID, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, ha pedido este miércoles al Senado que facilite la aprobación de la senda de déficit del Gobierno, que contempla un déficit del 1,8% en 2019, frente a la actual heredada del Ejecutivo de Mariano Rajoy, que fija un déficit "irreal" del 1,3% el próximo año y que "excede de las obligaciones que marca la Comisión Europea y tendrá un impacto adverso" sobre el crecimiento y la recuperación del mercado laboral.

Así lo ha solicitado Calviño durante su primera comparecencia ante la Comisión de Economía del Senado para detallar las líneas generales de su departamento, en la que ha defendido el "prudente" plan presupuestario remitido el pasado lunes por el Gobierno a Bruselas, y ha asegurado que es intención del Ejecutivo cumplir con la disciplina fiscal y la sostenibilidad a largo plazo del crecimiento.

Calviño ha pedido al Senado que facilite la senda de déficit mantenida por el Gobierno en el plan presupuestario y rechazada en julio por el Congreso, que plantea un déficit del 2,7% este año, cinco décimas más que la senda del Ejecutivo de Rajoy, un 1,8% para 2019 (cinco décimas más), un 1,1% para 2020 (ocho décimas más) y cuatro décimas en 2021, frente al superávit que auguraba el anterior Gobierno.

Para alcanzar el objetivo "crucial y apropiado" de déficit del 1,8% el próximo año, Calviño ha explicado que las medidas por el lado de ingresos recuperarán la función "redistributiva" y se constituirá un sistema fiscal "más justo", aumentando la progresividad con la subida del IRPF a rentas más altas, con el tipo mínimo del 15% en Sociedades a grandes corporaciones y bajando ese tributo a pymes que facturen menos de un millón de euros, a lo que se sumarán nuevos impuestos a nuevas actividades y el plan de lucha contra el fraude.

Según Calviño, el plan presupuestario recoge que el peso de los ingresos sobre el PIB pasará del 38,5% actual al 39,1%, así como un incremento "controlado" del gasto, y ha avanzado que el conjunto de medidas tendrá un impacto "neutral" en el crecimiento y la creación de empleo, por lo que ha defendido que el Gobierno demuestra que es "capaz" de cumplir la disciplina fiscal con la sostenibilidad de la economía y encargándose de las necesidades de los ciudadanos.

MODERACIÓN DEL CRECIMIENTO "CONSECUENTE"

Igualmente, ha calificado de "prudente" el nuevo cuadro macroeconómico que acompaña al plan presupuestario, que rebaja en una décima la previsión de crecimiento tanto para este año, hasta el 2,6%, como para 2019, hasta el 2,3%, y ha asegurado que el motor fundamental del crecimiento sigue siendo la demanda nacional, con un comportamiento particularmente destacado de la inversión.

"La moderación de nuestro crecimiento es consecuente", ha asegurado Calviño, apuntando como factores de esta moderación al momento de madurez del ciclo económico desde su punto máximo en 2015, el debilitamiento de los vientos de cola y la evolución de la economía y el comercio global.

En cualquier caso, ha subrayado que las previsiones de los organismos internacionales y nacionales apuntan a que el crecimiento seguirá siendo "robusto" este año y el próximo, ya que sitúan la horquilla decrecimiento en un alza de entre el 2,6% y el 2,8% en 2018, y entre el 2,2% y el 2,5% en 2019.

Además, ha recalcado que la economía española seguirá registrando capacidad de financiación frente al resto del mundo por valor superior al 1% del PIB tanto este año como el que viene, y la tasa de paro cerrará este año en el 15,5% y en el 13,8% en 2019.

DESEQUILIBRIOS

Igualmente, ha hecho hincapié en que España registrará el próximo año superávit primario que contribuirá a reducir el nivel de deuda pública, cuya ratio caerá "el doble" que en ejercicios anteriores, ya que pasará del 98,1% en 2017 al 97% este año y al 95,5% en 2019.

Sobre la deuda pública Calviño ha indicado que "sube como una bala de cañón pero baja como una pluma", y ha denunciado que "algunas" medidas de política económica implementadas en los últimos años han ido en "sentido contrario" al de la reducción del déficit y la deuda.

La titular de Economía, que ha incidido en la importancia de reducir la desigualdad y el "elevado" riesgo de exclusión de pobreza, ha marcado como principales desequilibrios el elevado nivel de desempleo y la calidad del empleo, el alto peso de la deuda pública y la "pobre" ganancia de productividad.

Otros retos citados por la ministra han sido el referido a la demografía, el cambio climático, la transición energética o la revolución digital.

AGENDA DE REFORMAS ESTRUCTURALES

De esta forma, ha abogado por acometer una agenda de reformas estructurales para aumentar la productividad y sentar las bases de un modelo "sostenible" a medio y largo plazo que sea "más moderno, más responsable ecológicamente y socialmente" e incluya cambios tecnológicos.

La "agenda del cambio" pasa por la mejora del capital humano y del tecnológico. Así, ha detallado que la Secretaría de Estado para el Avance Digital está inmersa en el diseño de nuevas estrategias como la de España Nación Emprendedora, que persigue apoyar a las startups y generar un ecosistema adecuado para la iniciativa emprendedora y atraer inversión extranjera.

A pesar de que España dispone de la red más extensa de Europa en fibra óptica, con una cobertura que llega al 76% en el caso de la banda ancha fija y al 92% en el caso de la banda ancha móvil, por encima de la media europea, Calviño ha apostado por seguir tomando medidas para el desarrollo de la tecnología 5G.

Tras subastar el espectro en la banda de 3,5 Gigaherzios de julio, Economía diseña el mejor modelo para el segundo dividendo digital, que liberará la banda de 700 Megaherzios para el 5G.

Además, colabora con el Ministerio de Industria en el programa Industria Conectada 4.0, y ha puesto en marcha, en todas las comunidades autónomas, las Oficinas de Transformación Digital, entre otras iniciativas.

EL 'SANDBOX', ANTES DE NAVIDAD

El Gobierno también se marca como objetivo avanzar en la digitalización del sector financiero, para lo que prevé presentar antes de Navidad en el Consejo de Ministros una propuesta normativa para crear un 'sandbox' o 'espacio controlado de pruebas', para fijar un mercado regulatorio de los servicios de 'fintech' digitales que garantice la protección de los consumidores.

Además, el Gobierno está dando "pasos" junto a los reguladores y supervisores para conseguir, cuanto antes, tener todas las piezas para construir una Autoridad Macroprudencial para evitar posibles crisis e impulsando la transposición de directivas europeas.

Sobre este punto ha indicado que espera que los proyectos de ley de Crédito Inmobiliario y de Información no financiera puedan quedar aprobados en la Comisión de Economía del Congreso "en las próximas semanas" para que comiencen su andadura en el Senado. También se ultima el proceso de transposición de las directivas de Cuentas de pago básicas y de Servicios de Pago.