Calviño ve un IPC en cifras "históricamente bajas" y una coyuntura económica "relativamente favorable"

Publicado 28/02/2019 12:23:15CET
EUROPA PRESS

MADRID, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, ha destacado este jueves que la inflación se encuentra en cifras "históricamente bajas", tras situarse en febrero en el 1,1%, una décima más que en enero, y ha afirmado que la coyuntura económica es "relativamente favorable", con una previsión de crecimiento del 2,2% para este año.

Durante su intervención en la inauguración de la jornada 'El sistema financiero español en el contexto europeo', organizada por la Fundación Alternativas, Calviño se ha referido a los bajos niveles de inflación actuales, especialmente tras haber cerrado "muy contenida" en el ejercicio 2018 y haberse situado en el 1,1% en febrero.

Calviño ha destacado que la coyuntura económica española es "favorable", ya que creció un 2,5% en 2018 y su avance se aceleró en el segundo semestre, lo que permitió incrementar el diferencial positivo para España respecto a las principales economías y la media de la zona euro.

En este sentido, ha indicado que el Gobierno mantiene su previsión de crecimiento en 2,2% para el ejercicio actual, si bien ha recordado que otras instituciones prevén un alza del PIB superior, del 2,4% o 2,5%, frente al 2,1% que estima la Comisión Europea.

Según Calviño, el ciclo económico "está madurando" y como consecuencia es "normal" que el crecimiento se esté moderando, al tiempo que ha abogado por no caer en la "autocomplacencia", sino regirse por la "prudencia", ya que persisten retos como la "extraordinariamente elevada" tasa de paro, el bajo crecimiento de la productividad, la elevada deuda pública y la desigualdad, con sus distintas brechas de renta, territorial o género.

"La desigualdad es uno de los lastres más importantes para poder seguir teniendo un crecimiento sostenible a medio plazo. No puede haber crecimiento sostenible si hay desigualdad", ha enfatizado.

"AÑO PERDIDO DE AJUSTE FISCAL"

Por ello, ha defendido que la política económica del Gobierno se centra en la responsabilidad fiscal, lamentando la "oportunidad perdida" en la no aprobación de los Presupuestos de 2019, ya que contenía un avance "muy moderado" del gasto público y un aumento de ingresos, "tampoco revolucionario", que acercaba el porcentaje de ingresos sobre PIB a la media europea, lo que habría permitido reducir "mucho" el déficit. "Hemos perdido este año, de momento, en términos de ajuste fiscal", ha lamentado.

No obstante, ha defendido que la gestión presupuestaria del Ejecutivo ha sido "muy seria y disciplinada", y ha permitido cerrar 2018 con un déficit del 2,7% del PIB, con una gestión de la Tesorería "muy eficiente", que ha ahorrado 5.700 millones en deuda y, por consiguiente, 1.500 millones en el pago de intereses.

Además, ha resaltado que los tipos de interés están en mínimos históricos, se ha lanzado una emisión sindicada de un bono a 15 años con una demanda ocho veces superior a lo adjudicado, y la prima de riesgo se sitúa en el entorno de los 100 puntos básicos. Aunque pudiera parecer que cuanto más se retrase la normalización de la política monetaria sería mejor, cree que "no es lógico" tener tipos tan bajos para la rentabilidad del sector.

Para leer más