Actualizado 29/12/2011 12:26 CET

Economía/Comercio.- El Banco de España cree que una regulación "más laxa" en horarios supone más variedad y flexibilidad

Comercio, Tienda
EUROPA PRESS

MADRID, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Banco de España ha considerado que una regluación "más laxa" en materia de horarios comerciales no necesariamente implica que los establecimientos abran durante más tiempo, sino que, en general, supone más flexibilidad y una mayor variedad de los mismos.

Así lo indica la institución presidida por Miguel Ángel Fernández Ordóñez en su último 'Boletín Económico', en el que constata que España se encuentra entre los países con un menor grado de regulación de la zona euro.

En comparación con el resto de países, según el banco emisor, la regulación de los horarios comerciales es menos restrictiva en cuanto a que no se regula la hora de apertura y de cierre de los comercios, que con la excepción de los domingos no hay una restricción de horas por día, y que tampoco existe una regulación relativa a un número de días al año en los que los comercios deban permanecer cerrados.

Por el contrario, las dos materias en las que hay un grado de regulación más elevado son en relación con el número máximo de domingos y festivos que se puede abrir al año y la limitación semanal de las horas que los comercios pueden estar abiertos.

Así, en la mayoría de Comunidades Autónomas el número de domingos y festivos en los que el comercio abre se fija en ocho, coincidiendo con el mínimo permitido por la legislación estatal, a la vez que, aplicando la legislación estatal, fija el máximo de horas que los comercios pueden estar abiertos en el conjunto de días laborales en 72 y en 12 las horas que se pueden abrir los domingos.

Madrid destaca por tener la regulación más flexible, al ampliar hasta 22 los domingos y festivos que se pueden abrir al año y no limitar el máximo de horas de apertura, mientras que Cataluña y Galicia tienen las normativas más estrictas, al legislar, adicionalmente a la normativa española general, el máximo de horas diarias y la hora mínima de apertura, y, en el caso de Cataluña, igualmente la hora máxima de cierre de los comercios.

MAYOR COMPETENCIA: AJUSTE MAS FRECUENTE DE PRECIOS

Asimismo, el banco emisor constata que una mayor competencia y un menor grado de regulación en el sector de distribución de la zona euro vienen asociados, en promedio, a niveles inferiores de precios y a un ajuste más frecuente de los mismos.

Según el 'Boletín Económico' el sector de la distribución ha registrado en los últimos años cambios estructurales significativos en el área del euro, que podrían favorecer una mayor competencia.

De esta forma, el banco emisor aprecia una presencia creciente del comercio electrónico, una mayor penetración de las tiendas de descuento y la aparición de las llamadas 'marcas blancas'. En paralelo, observa una tendencia general hacia la liberalización de la legislación de la distribución comercial.

En este sentido, la transposición de la Directiva de Servicios debería contribuir a eliminar algunas de las trabas existentes y a potenciar la entrada de nuevos competidores, lo que permitiría aumentar el empleo y la productividad en el sector, y presionar a la baja sobre los niveles de precios, con el consiguiente efecto positivo sobre el poder adquisitivo de los hogares.

En el caso español, el sector de la distribución se caracteriza, en términos comparados, por una mayor presencia de las tiendas de reducida dimensión y del comercio tradicional, lo que da como resultado un grado de concentración del sector reducido.

En términos de formatos de distribución y productos, España destaca por un elevado desarrollo de las denominadas 'marcas blancas', mientras que el peso de las tiendas de descuento es más reducido.

Por su parte, los márgenes del sector del comercio minorista, según el banco emisor, parecen ser más elevados en España que en el promedio del área, mientras que no se observan diferencias significativas en el comercio al por mayor.