Actualizado 28/06/2007 22:47 CET

Economía/Macro.- (Ampliación) La Fed mantiene los tipos en el 5,25% y afirma que la inflación subyacente ha mejorado

WASHINGTON, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Reserva Federal estadounidense (Fed) decidió hoy mantener los tipos de interés en el 5,25% por octava reunión consecutiva, indicó el organismo en un comunicado en el que, sin embargo, afirmó que las lecturas referidas a la inflación subyacente "han mejorado modestamente", aunque la moderación en las presiones inflacionistas "deben demostrarse aún de forma convincente".

"En estas circunstancias, la principal preocupación del Comité se mantiene en el riesgo de que la inflación no se modere tal y como se espera", señala el organismo presidido por Ben Bernanke, destacando que "los elevados niveles de utilización de recursos pueden apoyar las presiones inflacionistas" por lo que "los futuros ajustes de la política monetaria dependerán de la evolución de la inflación y el crecimiento económico".

Por otra parte, la FED destacó que el crecimiento de la economía había sido "moderado" durante el primer semestre del año y continuará su expansión a un "ritmo moderado" en los próximos trimestres.

El organismo cumple así un año manteniendo los tipos estables desde que abandonó su política monetaria acomodaticia en junio de 2006, cuando aplicó un aumento del 0,25% para dejarlos en el 5,25% actual.

Hasta entonces, la Fed había aplicado 17 aumentos consecutivos del precio del dinero en un periodo de dos años con el objetivo de controlar las crecientes presiones inflacionistas a través de la moderación en el crecimiento económico.

Los analistas y el consenso del mercado ya descontaban que la Fed mantendría los tipos en el nivel actual y descartaron una rebaja de los mismos debido a la coyuntura económica estadounidense y a la evolución de los principales indicadores macroeconómicos.

De hecho, los analistas de American Express Funds aseguraron esta semana que la Fed mantendría estables los tipos tras la reunión de dos días que finalizó hoy y que reiteraría en el comunicado emitido posteriormente "que el control de la inflación sigue siendo su máxima preocupación".

El enfriamiento del mercado de vivienda estadounidense ha hecho mella en el crecimiento económico norteamericano, que se ralentizó notablemente en los últimos meses.

El Producto Interior Bruto (PIB) de EEUU aumentó un 0,7% en el primer trimestre de 2007, su menor ritmo en cuatro años, según los datos definitivos publicados hoy por el Departamento de Comercio estadounidense.

El dato supone una severa ralentización respecto al último trimestre de 2006, cuando el PIB aumentó a un ritmo del 2,5%, y se sitúa por debajo de la previsión del 0,8% realizada por los analistas, aunque mejoró en la misma proporción el dato preliminar avanzado el pasado 31 de mayo, del 0,6%.

PREOCUPACIÓN POR EL ENFRIAMIENTO INMOBILIARIO

El presidente de la FED, Ben Bernanke, se ha mostrado preocupado por la evolución del mercado inmobiliario y subrayó el pasado 15 de junio que el mercado podría estar subestimando el impacto sobre el conjunto de la economía de la desaceleración del mercado inmobiliario y que ello podría afectar negativamente al sistema financiero.

Bernanke dijo que las variaciones en el valor de las viviendas podrían afectar a los préstamos y el consumo de los hogares en mayor intensidad de lo que los economistas han asumido hasta el momento.

Mientras, la venta de viviendas y el precio de los inmuebles siguen registrando caídas en el mercado inmobiliario estadounidense. El pasado martes, el Departamento de Comercio hizo públicos los datos de venta de viviendas nuevas, registrándose un descenso de un 15,8% respecto al dato de mayo de 2006.

Por otra parte, el precio medio de venta de las nuevas residencias se situó en mayo en 236.100 dólares (175.385 euros), lo que supone un abaratamiento interanual del 0,9% frente a los 238.200 dólares (176.995 euros) del mismo mes del ejercicio precedente.

La inversión en la construcción de viviendas se recortó un 15,8% en el primer trimestre tras haberse ralentizado un 19,8% en el cuarto trimestre de año, aunque los analistas prevén que en los próximos meses la inversión inmobiliaria siga por la senda descendente.

EMPEORAMIENTO DE LA INFLACIÓN Y BUENOS DATOS DE EMPLEO

El comportamiento de la inflación es otro de los aspectos que preocupan a la Fed, ya que a pesar de la ralentización económica, prosiguen las tensiones inflacionistas.

Según las últimas estimaciones, la inflación subyacente, que excluye los precios de alimentos frescos y energía, se situó en el 2,4% en el primer trimestre, por encima de las previsiones y seis décimas superior al 1,8% registrado en el cuarto trimestre de 2006.

Por otro lado, el Departamento de Trabajo estadounidense dio a conocer las peticiones semanales de desempleo, que muestran que el mercado laboral no se ha resentido a pesar de la crisis inmobiliaria y la ralentización económica.

Las peticiones iniciales de subsidio por desempleo en Estados Unidos disminuyeron durante la semana pasada en 13.000 solicitudes, hasta alcanzar las 313.000.

Lo más leído

  1. 1

    Dieciocho años sin noticias de la Pioneer 10, en rumbo a Aldebarán

  2. 2

    Una marcha negacionista de la Covid-19 en Madrid pide recuperar derechos y libertades: "Fuera dictadura"

  3. 3

    Madrid prohíbe reuniones en casas y adelanta el toque de queda a las 22h con hostelería cerrada una hora antes

  4. 4

    La familia Rivera despide, por última vez, a José Rivera 'Riverita'

  5. 5

    Dimite el JEMAD tras su polémica vacunación, aunque defiende que siguió el protocolo y no recurrió a "privilegios"