Actualizado 26/04/2007 16:51 CET

Economía/Macro.- Economía constata un menor "vigor" inmobiliario y prevé que se modere la construcción de viviendas

MADRID, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Economía y Hacienda aprecia "señales" de que el mercado inmobiliario ha perdido "vigor" a la luz del menor crecimiento de los precios de la vivienda y de la reducción del número de transacciones.

En su 'Síntesis de indicadores económicos' del mes de abril, Economía afirma que este menor "vigor" inmobiliario, junto a la desaceleración de los visados de obra nueva, apuntan a una "moderación" en el ritmo de avance de la construcción de viviendas. Frente a estas perspectivas de moderación, las previsiones sobre la obra civil son "favorables".

El Ministerio señala además que la actividad constructora mantuvo en los primeros meses de este año un ritmo de crecimiento elevado, aunque la confianza en el sector se mostró menos optimista.

En este informe, el Departamento dirigido por Pedro Solbes destaca asimismo el "dinamismo" mostrado por la economía española en los primeros compases del ejercicio, con un crecimiento que mantiene "el buen ritmo" observado a finales del año pasado.

EXPANSIÓN DEL CONSUMO FAMILIAR.

La "favorable" evolución de la actividad productiva, indica Economía, continúa impulsada por la demanda nacional, que sigue siendo el "principal motor" de la economía española, con un "elevado dinamismo" del consumo y de la inversión en bienes de equipo. Según Economía, los indicadores disponibles apuntan a una continuidad en la "senda expansiva" del consumo de los hogares en los primeros meses del año.

Desde la perspectiva de la oferta, el Ministerio subraya que la expansión económica está teniendo su reflejo en la "fortaleza" de la creación de empleo y en la actividad constructora y de la industria. Los indicadores relacionados con este último sector confirman que en los primeros meses de 2007 ha logrado consolidar su recuperación.

En cuanto al comportamiento del sector exterior, Economía constata la continuidad del "dinamismo" exportador gracias a la "pujanza" de la economía europea. Por su parte, las ventas a terceros países están acusando la ralentización de la economía estadounidense. A pesar de ello, el Ministerio considera que el conjunto de los datos apunta a una "nueva intensificación" de los flujos de comercio exterior.