Actualizado 03/10/2007 22:53 CET

Economía/Macro.- Greenspan dice que la economía de los Estados Unidos se desacelerará a comienzos de 2008

LISBOA, 3 Oct (De la corresponsal de EUROPA PRESS, Patricia Ferro)

El ex presidente de la Reserva Federal de los Estados Unidos, Alan Greenspan, afirmó hoy que la tasa de crecimiento de la economía estadounidense "se desacelerará en los primeros meses de 2008" y después volverá a crecer. Además, consideró que la crisis del crédito en su país tiene entre un tercio y un 50% de probabilidades de provocar una recesión.

En una conferencia organizada por "Diario Digital" y el semanario "Sol", Greenspan consideró que a pesar de que los principales bancos estadounidenses han anunciado grandes pérdidas, la crisis comenzará a disiparse. "Creo que las probabilidades de recesión en los EE.UU. están entre un tercio y un 50%. A no ser que surjan efectos secundarios, lo peor ya paso" y la economía comienza a tranquilizarse.

Sin embargo, advirtió de que incluso, aunque el problema del mercado de crédito se supere a corto plazo, su impacto en la economía, debido a los efectos colaterales, podrá persistir.

SUBPRIME.

Respecto a la burbuja del 'subprime' -segmento hipotecario de alto riesgo en los Estados Unidos-, Greenspan afirmó que no le sorprende, ni la crisis vivida en los últimos meses ni el crecimiento del segmento del crédito de alto riesgo que se registró en 2005 y 2006, pero responsabilizó de ello a la "sofisticación del los instrumentos financieros".

El ex presidente de la Reserva Federal estadounidense durante casi dos décadas, consideró que el problema está en las operaciones de titularización y en los productos estructurados que utilizan esos activos. "Si el subprime no hubiese sido asegurado, el riesgo nunca habría salido fuera de los Estados Unidos", afirmó.

EL CAMBIO.

Cuestionado sobre los mercados de cambio, Greenspan defendió la dificultad que hay en prever lo que va a sucederle al euro y al dólar en los próximos 18 meses y consideró que el descenso del dólar es consecuencia del diferencial entre los tipos de interés estadounidenses y los europeos.

En su opinión la subida del euro llevó a que ahora las dos monedas sean consideradas patrones internacionales por lo que "no hay temor a que una de ellas desaparezca", porque en el mercado hay espacio para más de una moneda fuerte.