7 de abril de 2020
 
Publicado 17/06/2014 13:16:51 +02:00CET

La oposición duda de que la recuperación sea sostenible con los niveles de paro y deuda actuales

 El Gobernador Del Banco De España, Luis María Linde
EUROPA PRESS

El PP afea a los grupos que "den la espalda a lo que vive la calle" porque eso "no conduce a mejorar la situación de los españoles"

MADRID, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los grupos de la oposición en el Congreso de los Diputados han puesto en cuarentena que la recuperación económica que proclama el Gobierno, y que el Banco de España confirma está "en camino de afianzarse", sea sostenible mientras se mantengan los datos de paro y deuda actuales, y ponen el acento en la necesidad de que el crédito llegue a la economía real y prevenir la precarización del empleo y el aumento de las desigualdades.

Así lo han manifestado los diferentes portavoces de los grupos parlamentarios durante la comparecencia del gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ante la Comisión parlamentaria de Economía para presentar la Memoria Anual de 2013 del supervisor.

El portavoz económico del PSOE, Valeriano Gómez, ha afirmado que 2013 fue "un mal año para la economía española" porque, pese al fin de la recesión, continuó destruyéndose empleo, se vivió un "proceso de devaluación salarial intenso", cayeron los ingresos de la Seguridad Social, más trabajadores quedaron fuera del paraguas de un convenio colectivo, la tasa de cobertura de la protección por desempleo alcanzó su nivel "más bajo" y el crédito siguió "contrayéndose".

"RECUPERACIÓN TODAVÍA FRÁGIL"

En este panorama, cree que habría que "mirar" la evolución del sector exterior, porque "está cambiando", y "la devaluación salarial sistemática y prolongada no asegura" que las exportaciones sigan al alza como hasta ahora, por lo que Gómez aboga por "lograr el crecimiento de la demanda interna de los países centrales". "Estamos en una fase de la recuperación todavía frágil", ha resumido.

Además, el responsable socialista ha recordado que desde que en Europa se "empezó a imponer la austeridad como única forma de salir de la crisis" las deudas de los estados de la Eurozona se han "duplicado". En este punto, ha recordado que lo que España gasta en prestaciones por desempleo es la mitad de las ayudas al sector financiero que ya se han materializado y que son "difícilmente recuperables".

"En estas circunstancias y con una tasa de cobertura tan baja, más que preocuparse por el volumen del gasto (público en prestaciones) habría que pensar en cómo recuperar ese nivel de cobertura tan insuficiente", ha añadido Gómez, pidiéndole al gobernador una reflexión sobre las críticas del presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, a los responsables del Banco de España en la gestión de la crisis financiera e inmobiliaria.

AUMENTO DE LA DESIGUALDAD

El responsable de Economía de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), Alberto Garzón, ha criticado a Linde por hacer un "análisis meteosat" de la situación del empleo, "sin bajar a lo concreto" centrándose en datos cuantitativos y olvidando que la "calidad del empleo" se está "precarizando", lo que incide en el "aumento de la desigualdad".

Además, considera que el BCE ha "reaccionado tarde, mal y para los de siempre" con sus medidas, y ha acusado al supervisor europeo de "hipócrita" por ver "bien lo que ayer estaba mal" en relación con las políticas de expansión y estímulo. En este punto, ha advertido de que si no se consigue estimular la demanda interna se podría caer en una nueva burbuja financiera, porque "todo el crédito (europeo) no está llegando a la economía real".

El portavoz económico de UPyD, Álvaro Anchuelo, ha coincidido con el gobernador en que "la economía española por fin ha tocado fondo en el PIB y está tocando fondo en el empleo" aunque ha criticado el "relato político que se enmarca en la literatura infantil" que hace el Gobierno de la mejora de la economía, ya que a su juicio el punto de inflexión lo han marcado decisiones europeas como el aplazamiento del objetivo de déficit o las medidas del BCE.

En cualquier caso, a la formación magenta le preocupan "la debilidad de la recuperación" en toda la Eurozona, la situación "deflacionaria", el nivel de paro, que "puede convertirse en permanente y estructural"; la "elasticidad" de las importaciones, el "alto" nivel de deuda y el "esfuerzo aplazado" para reducir el déficit.

FALTA CRÉDITO

El portavoz de Economía de CiU, Josep Sánchez Llibre, ha comenzado calificando de "interesantes y relevantes" las últimas medidas anunciadas por el Banco Central Europeo (BCE), particularmente la del coeficiente de crédito que se impondrá a las entidades que apelen a la financiación del supervisor europeo, y ha recordado que los nacionalistas catalanes llevan años reclamando esta medida.

No obstante, ha alertado de que "hoy el crédito todavía no fluye con potencia hacia el tejido industrial" y ha criticado el esfuerzo fiscal que se ha exigido a las comunidades autónomas para cuadrar sus datos de déficit frente al que se ha autoimpuesto el Ejecutivo central, una diferencia que a su juicio "puede explicar el crecimiento de la desigualdad" en España en los últimos años.

El portavoz económico del PNV, Pedro Azpiazu, cree que la mejora de la economía podría ser sólo una apariencia y de ahí los recortes aún "pendientes", que unidos al "paro y desigualdades crecientes y a las prestaciones públicas cada vez más recortadas" indican que "aún hay sufrimiento para rato".

"Creo que la situación es más grave de lo que los ciudadanos percibimos a través de los medios. Si no, ¿por qué ahora el BCE tiene el apoyo del Bundesbank? ¿Es por economía o también por política?", se ha preguntado, haciendo referencia al "batacazo" electoral del 25 de mayo.

"HOY ESTAMOS MEJOR QUE HACE DOS AÑOS"

Finalmente, el portavoz de Economía del PP, Vicente Martínez-Pujalte, ha reprochado a la oposición que dibuje un panorama "de desastre y situación penosa" como si hace dos años la situación fuera "idílica", cuando a su juicio la realidad es que "hoy estamos mejor que hace dos años" y no reconocerlo es "dar la espalda a lo que se vive en la calle".

"Hace dos años pensábamos que España estaba al borde de la quiebra, que había riesgos ciertos de tener que ser rescatados. Hoy los datos (de PIB, paro o prima de riesgo) son distintos, y no reconocerlo es una equivocación porque no conduce a nada, no conduce a mejorar la situación de los españoles, a los que hay que hacer llegar el proceso de recuperación cuanto antes", ha dicho, reconociendo que "es verdad que hay muchas familias a los que la recuperación no ha llegado".

Y eso sólo se conseguirá, cree el diputado 'popular', con un "proceso de mejora de las expectativas y de creer en nuestro proyecto", y reflexionando sobre riesgos como el de la baja inflación, la competitividad o la falta de demanda interna. No obstante, ha subrayado que gracias a lo conseguido en lo que va de legislatura "se puede pensar en recuperar la senda de consolidación fiscal a base de mejorar los ingresos, de más actividad económica" y "sin que necesariamente sea con recortes".

No obstante, ha reconocido que esta crisis ha enseñado que el Banco de España, más allá de garantizar la viabilidad y solvencia de las entidades financieras, debe también ocuparse de garantizar la defensa de los consumidores. "Porque para que las entidades sean sólidas no pueden caer en comercializar productos de manera no transparente o en dar créditos de manera alegre. Y ese respeto al consumidor hay que trabajarlo", ha zanjado.