Actualizado 09/03/2009 13:30 CET

Economía/Macro.- La UE-15 no será capaz de cumplir los objetivos de Lisboa este año por la crisis, según un estudio

MADRID, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

La UE-15 no será capaz de cumplir los objetivos de Lisboa en 2009 ni previsiblemente en 2010 debido a la desaceleración económica global, según se desprende del estudio 'The 2009 European Growth and Jobs Monitor: Indicators of Success in the Knowledge' elaborado por Allianz y Lisbon Council.

Según el estudio, España ha escalado seis posiciones, igual que Holanda, y ha logrado ocupar el puesto número seis, debido, sobre todo, a su progreso en el crecimiento de la productividad laboral.

Sin embargo, se trata de un éxito "bastante ambiguo", ya que en España mejora la productividad, pero aumenta el desempleo, cuando los países tendrían que ser capaces de aumentar la productividad y de crear empleo al mismo tiempo.

Finlandia encabeza la clasificación europea y está capeando el temporal mejor que otros países, ya que demuestra un gran desempeño en capital humano y en sostenibilidad fiscal, aunque empeora si se tiene en cuenta el ámbito de las inversiones orientadas a futuro, instalaciones técnicas y maquinaria.

Detrás de Finlandia se sitúa Polonia, con un buen resultado en crecimiento económico y productividad, aunque con una baja puntuación en productividad laboral, que empaña en cierta medida su buena puntuación.

Irlanda ha sido el país que más puestos ha bajado, ya que su dependencia del comercio exterior y la importancia del sector de servicios financieros en la actividad nacional le hizo particularmente sensible al deterioro de la economía global y a la inestabilidad internacional.

Italia ha caído hasta el puesto 14, lo que indica, según el estudio, que la cuarta economía más importante de Europa deberá esforzarse más para afrontar los retos y expectativas económicas y sociales del futuro.

Alemania, por su parte, se sitúa en la novena posición, aunque registra la mejora más importante en el ámbito de las finanzas públicas, lo que supone un logro destacable que refuerza una prosperidad a largo plazo y otorga al país mayores posibilidades para responder de forma flexible a la desaceleración mundial.

Por otro lado, el estudio revela que si la crisis no hubiera sido tan grave seis países europeos (Finlandia, Grecia, Holanda, Polonia, España y Suecia) podrían haber estado en el buen camino para cumplir los objetivos de Lisboa en 2010, pero la desaceleración es "tan severa" que ninguno de los países encuestados puede, en estos momentos, cumplir con los objetivos de Lisboa.

EUROPA AÚN TIENE FORTALEZAS.

El economista jefe de Allianz y principal autor del estudio, Michael Heise, afirma que la desaceleración ha golpeado fuertemente a muchos países, pero señala que Europa posee aún fortalezas esenciales, como el capital humano, las habilidades técnicas de gran valor, un modelo social fuerte y un relativo buen gobierno.

Además, recuerda que ahora los precios de los productos de valor añadido están bajos, que la política monetaria está en un nivel laxo sin precedentes y que los estímulos económicos están en camino, por lo que la combinación de estos factores debe restablecer cierto crecimiento, lo que hace ser optimistas a medio y largo plazo.