Actualizado 14/02/2012 00:01 CET

Economía- Montoro prevé presentar "en días" nuevas líneas de financiación específicas para proveedores

Cristóbal Montoro En Sevilla.
EUROPA PRESS

Anuncia que la Ley de PGE se enviará a las Cortes a final de marzo

SEVILLA, 13 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha anunciado que la Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) se elaborará y se enviará a las Cortes Generales para finales de marzo, tras lo que ha apuntado que en los "próximos días" se presentarán nuevas líneas de financiación específica para proveedores.

Durante su intervención en el foro 'Las charlas de El Mundo', Montoro considera que la relación actual entre administraciones y proveedores "no es una situación seria como país", de forma que "no es serio que los proveedores de la sanidad pública o los constructores digan lo que dicen", por lo que espera que la falta de pagos se resuelva "cuanto antes".

En ese sentido, ha anunciado que en los próximos días "igual que hemos hecho con las comunidades autónomas, con los créditos ICO, si vemos que esas figuras no son suficientes, vamos a autorizar nuevos procedimientos y nuevos mecanismos de financiación, para permitir operaciones de financiación a proveedores y que éstos pueda ir descontando facturas pendientes y vuelva a fluir la financiación".

"Las administraciones deberán hacer un reconocimiento público de que tiene unas cuantas facturas por pagar, ello urge y la actual no es una situación seria como país en ese sentido", asevera Montoro, quien apuesta por "ofrecer todas las garantías públicas haciendo realmente operativa las medidas para que la situación se acabe y no se repita en el futuro, con la existencia de procedimientos legales mediante los que se eviten dichas situaciones".

Apunta que cuando el PP ha llegado "se ha encontrado el cajón vacío o lleno de facturas", de forma que "alguien ha excedido el gasto sobre el presupuesto aprobado y se han aprovechado de órganos democráticos de gobierno para falsear las cuentas públicas, provocando lista de proveedores impagados, estrangulando la actividad económica y destruyendo puestos de trabajo". "Las facturas hay que pagarla y estamos en disposición de hacerlo", ha aseverado.

CAMBIOS EN EL RÉGIMEN DEL IVA

Montoro asimismo ha anunciado medidas de estímulos fiscales "cuanto antes, de forma que el Gobierno está trabajando para articular unos cambios fiscales en España "que movilicen a la inversión empresarial, creación de empleo y haga que los recursos propios tenga un tratamiento fiscal mas favorable para volver cuanto antes a la senda del crecimiento".

De esta forma, en aras de "favorecer la fiscalidad de pequeñas y medianas empresas", Montoro pretende modificar el régimen actual de IVA, de manera que "se repercuta sobre las empresas el pago del IVA cuando cobre sus facturas", algo que quiere llevar a cabo "en unas semanas".

El ministro, que reconoce "ser un reincidente voluntario" al estar en este Ministerio, reconoce que la actual situación de España "es un momento especialmente critico y difícil, una situación muy problemática", pero en la que "hay que lanzar mensajes de confianza".

Así, ha apuntado la actual situación de "desequilibrio presupuestario" en el que "el déficit publico es muy elevado", ante lo que ha defendido las medidas de ajuste y las reformas emprendidas, mediante las que "debemos hacer de la crisis una oportunidad para modernizar y reformar nuestro país".

"CAJA VACÍA, COMO ESPERÁBAMOS"

Montoro ha reconocido que a la llegada al Gobierno, el PP ha comprobado que "efectivamente la caja del Estado y las corporaciones locales estaba vacía, una vez mas, o llena de facturas sin pagar", algo a lo que "estamos acostumbrados, aunque no sabíamos cuanto de vacía".

En ese sentido, considera que los ciudadanos les han votado "para hacer lo que teníamos que hacer ante la crisis, igual que hicimos en los año 90" y resaltó que la política del PP "se basa en el realismo y explicar a la sociedad y a todos como están las cosas, y explicar las reformas".

Ha indicado que la reforma del sector publico "es una parte sustancial de esas reformas, para volver cuanto antes a la estabilidad de los presupuestos y al equilibrio y así cuanto antes hacer desaparecer el déficit del sector publico".

Considera que además "nos conviene favorecer que las administraciones públicas no sean tomadoras directa del crédito bancario y dejar mas margen para que el crédito bancario financie a autónomos, pymes y empresas; se debe liberar las energías del crédito bancario hacia el crecimiento económico y la creación de empleo".

EN DOS AÑOS SE VOLVERÁN A BAJAR IMPUESTOS

Asimismo, en materia fiscal, tras apuntar que el Gobierno "no está para gastar sino para gastar lo que los ciudadanos estén dispuestos a pagar en forma de impuestos", ha apuntado que "si hay que subir los impuestos, hay que hacerlo, decirlo y explicarlo, hacerlo de manera equilibrada y equitativa, de forma que la carga que supone no afecte a las clases sociales de menos capacidad económica". En ese punto, ha dejado claro que las modificaciones del IRPF y del IBI "se han hecho de forma temporal", de manera que "en dos años, cuando la recuperación económica este en marcha, volveremos a bajar los impuestos".

"Necesitamos una política tributaria que favorezcan el crecimiento económico peor cuando hayamos controlado el lado del gasto", ha indicado el ministro, quien ha resaltado que la tramitación de la Ley de Estabilidad Presupuestaria está "avanzada" y será "una ley que servirá de marco para los PGE, cuya ley elaboraremos y enviaremos a las Cortes a finales de marzo", esto es, "cuando la CE diga cual es la cifra de crecimiento o caída económica que prevé para España , que creemos que irá en linea con lo que dicen FMI y Banco de España".

CORPORACIONES LOCALES

Montoro además ha apostado por "implicar a corporaciones locales en la oportunidad de reequilibrar competencias entre administraciones públicas en España", de manera que "ocupen el sitio que siempre tuvieron que tener las corporaciones locales en términos de desarrollo de servicios".

El ministro, quien aboga por "evitar la duplicidad de competencias entre administraciones, pues hay mucho gasto duplicado y despilfarro autentico", considera necesario "ponerse cuanto antes con la tarea" y asegura que "hay buen y magnifico ambiente con las corporaciones locales para reordenar el Estado de la manera más eficiente y más equilibrada, mas ponderada y mas justa".

Ha desechado "las criticas políticas basadas en el reduccionismo" de forma que asegura no entender "que se defiendan cuentas duplicadas", insiste en la necesidad de mayor "eficiencia" mediante reformas "y hacerlo cuanto antes, a través de la reordenación de las administraciones, mejora de la calidad de los servicios públicos y agilización de la función pública".