Actualizado 02/01/2009 14:38 CET

Economía/Motor.- Ganvam pide suprimir el Impuesto de Matriculación para incentivar las ventas de coches

MADRID, 2 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam), Juan Antonio Sánchez Torres, solicitó hoy al Gobierno que suprima el Impuesto de Matriculación para impulsar el mercado automovilístico español, que registró una reducción de las matriculaciones del 28,1% en 2008.

En declaraciones a Europa Press, Sánchez Torres, pidió al Gobierno que tome medidas "urgentes" para contrarrestar la fuerte caída de las ventas experimentada en 2008. De esta forma, apostó por la supresión del Impuesto de Matriculación, porque en un país fabricante de automóviles, como España, se está aplicando una tasa a la adquisición del coche, "cuando en toda Europa se grava el uso".

También explicó que la caída de las ventas de automóviles experimentada en España durante el pasado ejercicio se produjo por diferentes motivos como el paro, la incertidumbre laboral, así como las hipotecas y la dificultad del acceso a la financiación de las familias.

Asimismo, el presidente de Ganvam señaló la importancia de retomar de forma definitiva el Plan Prever, que se suprimió el pasado 1 de enero de 2008 y recoge una subvención directa a la compra del vehículo. No obstante, halagó la reforma realizada sobre el Plan VIVE, aunque criticó que ésta siga incentivando la financiación y que no recoja ayudas directas.

Por otro lado, Sánchez Torres se mostró en contra de la atención "preferente" que están recibiendo los fabricantes de automóviles en comparación con el resto de componentes del sector. Así, resaltó que la venta y postventa de automóviles representa el 9,4% del PIB y da empleo a más de 250.000 personas en España.

Finalmente, el máximo responsable de la patronal de vendedores indicó que 2009 se presenta incierto, aunque explicó que las previsiones contemplan que la situación de la macroeconomía mejore después del primer semestre del año. "La macroeconomía afecta directamente al sector del automóvil y una mejoría repercutiría inmediatamente en las ventas", añadió.