Publicado 24/06/2020 11:57:44 +02:00CET

Fedea pide un "buen uso" de fondos europeos, un mayor uso de peajes y desarrollar la fiscalidad 'verde'

Banderas de la UE en Bruselas
Banderas de la UE en Bruselas - GETTY IMAGES / LEON NEAL - Archivo

MADRID, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Grupo de Trabajo Mixto-Covid19 (GTMC), impulsado por la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea), ve necesario un "buen uso" de los fondos europeos y "coordinación" por parte de las administraciones, seleccionando proyectos en función de la rentabilidad social, al tiempo que aboga por un mayor uso de los peajes, el desarrollo de la fiscalidad medioambiental y una mejora de la regulación que propicie la inversión privada.

Así se desprende del informe de la Comisión de prioridades de inversión, coordinada por Diego Rodríguez (Universidad Complutense de Madrid y Fedea) del Grupo de Trabajo Mixto Covid-19, formado por más de 120 expertos, que asume que en las próximas semanas se llegará a un acuerdo para la creación de un Fondo Europeo de Recuperación que, en coherencia con la agenda comunitaria, centrará buena parte de sus esfuerzos en los objetivos del Pacto Verde Europeo y la Estrategia Digital.

Los expertos subrayan que el aumento de la inversión privada y pública es "imprescindible" para estimular la economía en el corto plazo una vez superada la crisis sanitaria inmediata, pero también lo ven "crucial" para sentar las bases de una economía "más productiva, competitiva y sostenible a medio y largo plazo".

Para asegurar que contribuyen a la consecución de estos objetivos, consideran los proyectos de inversión han de someterse a un proceso riguroso de evaluación y selección en función de la rentabilidad social, teniendo en cuenta todos los costes y beneficios relevantes, especialmente cuando existen tecnologías alternativas que compiten.

"Los programas de reconstrucción y ayuda de la UE pueden ser de gran ayuda para reforzar nuestra respuesta a la crisis", valora el GTMC, matizando que se requiere planificación previa y coordinación estrecha entre las distintas administraciones públicas y el sector privado.

INVERSIÓN EN EÓLICA, FOTOVOLTAICA Y AGUA

En cuanto a las prioridades de inversión, la Comisión del GTMC considera acertado el énfasis de la UE en la descarbonización y la lucha contra el cambio climático, la implantación de tecnologías digitales y la acumulación de capital intangible, frente al énfasis que en España se ha puesto tradicionalmente en las infraestructuras de transporte.

En materia de transición energética, subrayan que la descarbonización debe perseguirse al menor coste social posible, apostando por inversiones en tecnologías maduras y ya competitivas, como la eólica o la fotovoltaica, y dejando las inversiones con riesgo para experiencias piloto.

Asimismo, a su juicio las inversiones en infraestructuras de agua y la mejora de su mantenimiento son "particularmente necesarias" para combatir las secuelas del cambio climático en España, junto a una regulación que permita cumplir el principio de recuperación de inversiones mediante la fijación de tarifas "más realistas".

En digitalización, reconociendo los avances realizados y el buen posicionamiento de España en algunos aspectos, el informe pone el acento en mejorar la adopción de las nuevas tecnologías en sectores social y económicamente estratégicos, como la educación, la ciencia, la salud, la justicia y las pequeñas y medianas empresas.

Para ello señala que se debe avanzar en la conectividad mediante los programas existentes y otros nuevos, pero también en reducir la brecha de adopción digital mediante acciones de formación que ayuden a reducir el déficit de competencias TIC, al tiempo que facilitar el despliegue de la tecnología 5G.

PEAJES Y FISCALIDAD 'VERDE'

En infraestructuras de transporte, apunta que hay que perfeccionar el sistema concesional y diseñar políticas de inversión que vayan en paralelo con una política de precios eficiente. "En la medida de lo posible, los usuarios deben pagar por lo que usan y deben pagar por lo que contaminan mediante peajes y una fiscalidad ambiental bien diseñada", subrayan los expertos, que consideran que "este principio básico es ahora más necesario que nunca".

En particular, abogan por una fiscalidad medioambiental que permita incorporar las señales de precios alineadas con los objetivos de descarbonización, siendo "imprescindible" una redefinición y reordenación de la fiscalidad sobre servicios esenciales como los de energía y telecomunicaciones.

Según el GTMC, esa reordenación de la fiscalidad debería extenderse a los ámbitos autonómico y local, ya que "bajo el paraguas de una supuesta finalidad ambiental, es frecuente la aparición desordenada de distintas figuras tributarias, con problemas de doble imposición".

De cualquier forma, el grupo de expertos ve imprescindible que el programa de inversiones se ejecute en un contexto más amplio de un programa de reformas que aumenten la productividad y la eficiencia de la economía española.

Contador