Méndez pide un diálogo social "permanente" para corregir los desequilibrios económicos

Publicado 26/11/2015 14:04:55CET

MADRID, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha denunciado este jueves que pese al crecimiento económico, España no ha salido de la crisis ni ha resuelto algunas de sus "debilidades", por lo que ha reclamado la apertura de un proceso de diálogo social "permanente" en la próxima legislatura que sirva para corregir el modelo de crecimiento económico.

En rueda de prensa tras la reunión del Comité Confederal ordinario, el último antes del Congreso Confederal en el que Méndez abandonará las riendas de UGT, el dirigente sindical ha advertido de que la economía española sigue mostrando dos grandes "debilidades": una creación de empleo "insuficiente", y caracterizada por la temporalidad y la precariedad laboral, y la evolución de la demanda interna, afectada por la devaluación de los salarios.

A la falta de recuperación del poder adquisitivo perdido en los últimos años se suma, según Méndez, las "escasas" retribuciones que se pagan hoy día a quienes consiguen un empleo, pues la mayoría son temporales o a tiempo parcial.

En esta línea de discurso, el dirigente sindical ha subrayado que mientras en la etapa de recesión económica el aumento de la desigualdad y la pobreza se debió al desplome de las clases medias, durante la recuperación se está produciendo el fenómeno de que "los ricos son aún más ricos", de manera que la brecha de desigualdad seguirá incrementándose por la conjugación de ambas circunstancias.

"Eso hay que corregirlo", ha insistido Méndez que para ello ha insistido en buscar esa senda de diálogo permanente en la próxima legislatura. El líder de UGT se ha mostrado convencido de que el mapa político va a cambiar en España después de las elecciones generales del próximo 20 de diciembre, en la que ningún partido logrará mayoría absoluta y habrá que llegar a pactos de gobernabilidad.

En este punto, Méndez ha explicado que UGT no pide el voto para una formación política concreta, pero sí claridad y transparencia en la definición de las propuestas electorales, así como que los programas donde éstas se recogen recuperen el carácter de un contrato con la sociedad.

Para leer más