Nadal: España tendrá su mayor ciclo de crecimiento si no cambia la política

Actualizado 22/10/2015 17:40:25 CET
Álvaro Nadal en los Desayunos de Europa Press
EUROPA PRESS

Critica que se planteen políticas redistributivas de renta y no creadoras de renta y dice que milita en las "antípodas políticas" de algunas alternativas

MADRID, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

El director de la Oficina Económica de Moncloa, Álvaro Nadal, ha asegurado que España puede disfrutar del ciclo más largo de su historia en crecimiento económico si "no se tuercen las cosas" y no se cambia la política económica actual.

Así lo ha señalado Nadal en un Encuentro Informativo organizado por Europa Press y Servihabitat, donde ha explicado que es la primera vez que el crecimiento económico permite reducir el paro "a grandes pasos" y, al mismo tiempo, mantener el equilibrio exterior.

Esto, tal y como ha señalado, se debe a la ganancia de la competitividad que se ha producido estos años, que ha dado lugar a una economía "sólida" capaz de evitar en el futuro sobrepasar los límites habituales de déficit exterior y endeudamiento.

De hecho, ha garantizado que mientras se mantengan las mejoras de competitividad habrá espacio para la creación de empleo y ha avanzado que este año el incremento de esta variable estará "ampliamente por encima" del medio millón de personas. En el futuro, además, se podrá mantener esta velocidad de crucero si se sigue aumentando la competitividad del país.

Según Nadal, esta variable ha aumentado tendencialmente a lo largo de los años, pero no siempre ha sido así, ya que entre 1984 y 1991 y entre 2004 y 2008 este indicador cayó bruscamente, justo ante de dos grandes crisis económicas, lo que demuestra su importancia.

Durante la primera crisis, España recurrió a la devaluación de la peseta para mejorar la competitividad y en esta última lo ha conseguido a través de la rebaja de costes y precios de la economía y con un impulso a sus exportaciones, que han aumentado en nueve puntos este periodo.

Además, se ha incorporado al proceso productivo la empresa española, puesto que muchas compañías, sobre todo medianas empresas, han entrado en sectores "potentísimos" y han logrado elevar sus exportaciones de forma muy importante.

En este sentido, Nadal ha defendido la labor del Gobierno al poner en marcha una política económica basada en la reducción del desequilibrio presupuestario y las reformas estructurales, que son las que han ayudado a las empresas a ser más competitivas tras eliminar "los chollos" que hasta ahora ofrecía la economía española a una serie de sectores.

De hecho, ha asegurado que el nombre de "reformas estructurales" suena muy bonito, pero es lo más difícil de hacer en la política económica, porque consiste en eliminar los incentivos a los sectores que sólo miran hacia dentro y no exportan para facilitar la inversión y la contratación en los más abiertos y competitivos.

Estas reformas, tal y como ha explicado, han estado dirigidas a apoyar la competitividad de las empresas actuando en los campos más importantes: el laboral, el energético, el administrativo, el financiero y el tributario, además del ajuste presupuestario que ha sido necesario realizar para hacer frente al agujero de los ingresos. De hecho, ha reconocido que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha tenido el "papel más difícil" del Gobierno durante la crisis.

SEGUIR MEJORANDO LA COMPETITIVIDAD

De cara al futuro, el director de la Oficina Económica ha resaltado la importancia de seguir mejorando la competitividad, aunque algunos planteen alternativas redistributivas de renta y no creadoras de renta, en referencia a las ayudas sociales que están planteando algunos partidos políticos como Podemos.

A su parecer, si se sigue mejorando la competitividad y siguen aumentando las exportaciones, aumentará el crecimiento económico, se generará empleo, crecerán las rentas de los ciudadanos, se seguirá recuperando la recaudación y así se podrá mejorar el nivel del estado de bienestar. "Como intentemos empezar por el final, la tienda se nos cae", ha advertido.

Según Nadal, no se puede empezar por el final del ciclo porque no ha habido una época de crecimiento económico que no haya empezado desde la mejora de la competitividad, bien a través de la devaluación de la moneda como en el pasado, o bien como se ha hecho en la última crisis económica.

OPERACIÓN CHAMARTÍN

Preguntado por si algunas grandes operaciones como la de Chamartín o Campamento están en riesgo por la posibilidad de que Ahora Madrid llegue a la Alcaldía de la capital, Nadal se ha limitado a decir que él sólo puede responder por lo que haría su Administración, no las demás, aunque milita en las "antípodas ideológicas y políticas" de algunas iniciativas que se están planteando que no sirven para crear empleo y que más bien lo destruyen, ha señalado, sin referirse explícitamente a ninguna en concreto.

Así y aunque las operaciones empresariales son actividades de riesgo, ya que siete de cada diez empresas no sobreviven a su segundo año de vida, Nadal ha considerado que son "absolutamente necesarias" para que la economía crezca.

Preguntado por la evolución del sector inmobiliario, ha recordado que siempre evoluciona con "cierto decalaje", salvo la parte vinculada al carácter exportador, que ha sido lo primero que ha reaccionado. El resto depende de la mejora de la actividad y del aumento de la renta de los ciudadanos y de la población.

Para leer más