Pedro Sánchez acusa a Rajoy "mentir" sobre los datos de déficit

Publicado 06/04/2016 15:10:11CET
CONGRESO

Rivera le reprocha la "herencia envenenada" que deja al próximo Gobierno y Homs le responsabiliza de las desviaciones autonómicas

MADRID, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha acusado este miércoles al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, de "mentir" sobre los datos de déficit público y de "negar los incumplimientos" que ahora reconoce ante la Comisión Europea (CE), llegando a afirmar que "no es un socio de fiar ni dentro ni fuera de las fronteras" españolas.

Durante su intervención en el Pleno del Congreso relativo a la cumbre comunitaria del pasado mes de marzo, el líder socialista ha lamentado la "herencia envenenada para el próximo gobierno" que el desfase presupuestario del PP supone. Y es que España cerró 2015 con un déficit del 5,18% --casi un punto por encima del objetivo del 4,2%--, aunque pocas semanas antes de hacer pública esta información el propio Rajoy afirmaba que el año se había saldado con un 4,2% de déficit.

Por eso, Sánchez ha acusado al presidente de "seguir instrumentalizando" las instituciones públicas y hacer que "nadie se crea, ni dentro de fuera" de las fronteras españolas, la información presupuestaria española, que en manos de los 'populares' supone un "engaño masivo para los ciudadanos".

"Han demostrado que no son buenos gestores de lo público. No han sido ni eficientes ni solidarios", ha insistido, acusando al PP de "despilfarrar" el Fondo de Reserva de las pensiones y aumentar de forma desbocada la deuda mientras "señalaba" a las comunidades autónomas de ser culpables del déficit pese a que éstas han reducido sus desequilibrios mientras la Administración central y la Seguridad Social los aumentaban.

Así, la "delicada situación" de las cuentas públicas, "reafirma" a Sánchez en la necesidad de "poner en marcha" un gobierno del cambio. "Porque no podemos dejar el necesario equilibrio presupuestario en manos de quien ha recortado las políticas sociales mientras amnistiaba fiscalmente a sus queridos amigos (Luis) Bárcenas y (Francisco) Granados", ha zanjado.

LA CE ADMITE UN CAMBIO DE TENDENCIA

Por su parte, Rajoy había afirmado minutos antes que la Comisión Europea ha reconocido el "esfuerzo" realizado por España en materia económica y ha "constatado" en su informe sobre país de este semestre un "cambio de tendencia" de la economía.

"Estoy a favor de tener el menor déficit público posible. Estoy a favor de bajar el déficit con un calendario razonable, porque si no se puede hundir el crecimiento, logrando el efecto contrario al deseado", ha apostillado a renglón seguido, defendiendo que su gestión durante la pasada legislatura ha conseguido precisamente bajar el déficit a la mitad pese a que dos años el país estaba en recesión.

Además, ha rechazado "criticar" a las comunidades autónomas que no han cumplido sus objetivos porque "no tiene ningún sentido", ya que en cuatro años han logrado un "avance importante" y el camino ahora debe ser "tratar entre todos" de "perseverar" en la misma línea.

En este punto, ha recordado a quienes le "atizan inmisericordemente" con la desviación del déficit que deben ser igual de exigentes en los parlamentos autonómicos donde, sin embargo, reclaman aumentos del gasto y ha rechazado "lecciones" del PSOE en esta materia. Asimismo, ha reivindicado los frutos de su política en otros temas como el aumento del PIB o la reducción del paro.

"Por tanto está muy bien que nos reprochen el déficit, pero conviene hacer un juicio global, equilibrado y sensato de la política económica", ha añadido, asegurando que le "preocupa" que Sánchez pueda "creer las afirmaciones" que hace sobre este tema.

HERENCIA ENVENENADA

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, también se ha referido a este asunto criticando que el PP deje una "herencia envenenada" en forma de un déficit "más disparado de lo que se pensaba" y, sin embargo, siga recordando la situación que le dejó el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero como si fuera diferente.

"Han hecho lo mismo, no cumplir el déficit", ha acusado, reprochando además a Rajoy la "irresponsabilidad" de haber ido a las elecciones de diciembre "aprobando un Presupuesto antes de lo que tocaba, aprovechando su mayoría absoluta", y sin reconocer un "agujero que el futuro gobierno tendrá que resolver".

Sin embargo, Rajoy ha reivindicado los "datos positivos" que deja en comparación con la situación que encontró. "Y menos mal que se me ocurrió presentar el Presupuesto. Fíjese si no cómo estaríamos ahora si no tuviéramos Presupuesto", ha añadido.

LAS COMUNIDADES NO CUMPLEN PORQUE NO PUEDEN

Por su parte, el portavoz de Democracia y Libertad (DL) en el Congreso, Francesc Homs, ha pedido al líder del PP "moderación y prudencia" en materia de déficit, responsabilizando al Gobierno central de los incumplimientos autonómicos por los objetivos que les han "impuesto".

"Hagan una prueba un día si se atreven: Dejen que Cataluña pueda recaudar sus impuestos y verán cómo se cumplen con creces los objetivos de déficit, incluso los que no son justos. Y además verán cómo desde Cataluña hay transferencias igualmente solidarias. El problema está en su Gobierno, en su política y en sus decisiones", ha añadido.

Unas palabras que no han gustado a Rajoy, que le ha reprochado que no se acuerde nunca de las facilidades de financiación que el Ejecutivo central ha dado a las autonomías para que puedan seguir pagando sus facturas o de cómo algunas regiones como Cataluña pueden financiarse gracias al Estado porque tienen cerrado el acceso a los mercados.

"Hay algo en la vida que es muy fácil, y probablemente muy divertido: El 'yo no tengo la culpa de nada' porque la culpa siempre la tiene otro. Cuando uno está en un gobierno de algo tendrá la culpa, alguna responsabilidad tendrá. Si no, disuélvanse. Por tanto no puedo compartir ese curioso procedimiento de no asumir ninguna responsabilidad y echar la culpa de todo a los demás", ha zanjado.

Para leer más