Publicado 31/05/2020 11:43:35 +02:00CET

El PSOE apuesta por una reforma legal que agilice las quitas a deudores sin patrimonio

LA LEY DE LA SEGUNDA OPORTUNIDAD
LA LEY DE LA SEGUNDA OPORTUNIDAD - LA LEY DE LA SEGUNDA OPORTUNIDAD - Archivo

MADRID, 31 May. (EUROPA PRESS) -

El PSOE ha propuesto en el Congreso cambios legislativos para agilizar los procedimientos de exoneración de deudas a aquellos deudores que no cuenten con un patrimonio embargable.

Los socialistas han presentado esta propuesta en una proposición no de ley, registrada en la Cámara Baja y recogida por Europa Press, y en la que piden al Gobierno promover la reforma de la vigente Ley concursal, al considerar que esta norma no hace distinción de los recursos en los trámites para acceder a estas quitas.

El PSOE defiende su reforma ante el "sin número de procedimientos mercantiles nuevos" que se avecinan por la crisis económica provocada por la pandemia del virus Covid-19, ante la cual ven necesario un plan de actuación y determinar como prioritarias la tramitación de procedimientos concursales de particulares y de empresasa nacidos bajo esta crisis sanitaria.

Su apuesta es facilitar mecanismos para que aquellos deudores que "carezcan absolutamente de patrimonio" no tengan que solicitar necesariamente un acuerdo extrajudicial de pagos" antes de acceder al procedimiento judicial de insolvencia.

ACCEDER A LA EXONERACIÓN PRIMERO, FISCALIZAR LA BUENA FE DESPUÉS

La norma vigente contempla como mecanismo para la segunda oportunidad la exoneración total o parcial de pasivos insatisfechos a personas insoleventes "de buena fe". Como primer paso, todo deudor, tenga o no recursos o patrimonio embargable, debe solicitar un acuerdo extrajudicial de pagos previos, después solicitar un concurso para liquidar el patrimonio embargable y, finalmente, pedir el trámite de exoneración.

Una "alambicada sucesión de procedimientos extrajudiciales y judiciales", a juicio del PSOE, que ve este diseño legal "muy farragoso" y que provoca que "muy pocas personas se hayan beneficiado" de estas facilidades. Y es que, al no distinguir entre los deudores, el acuerdo extrajudicial se antoja "poco operativo".

Por ello, estos diputados consideran "imprescindible" distinguir entre deudores que disponen de patrimonio embargable y se encuentran en situación de ofrecer a los acreedores un acuerdo extrajudicial, y aquellos deudores que no disponen del mismo ni se encuentran en previsión razonable de disponerlo.

"Estos deberían poder acceder directamente al trámite de exoneración ante el juez sin trámite previo, pudiendo acceder a la exoneración sin someterles al suplicio de tener que solicitar un acuerdo extrajudicial de pagos previo, y después un procedimiento judicial de insolvencia", argumentan.

Para el PSOE, la fiscalización de si el deudor sin nada de patrimonio se trata de un deudor de buena fe debe realizarse posteriormente, durante el disfrute provisional del beneficio, e impulsada por los acreedores.