Actualizado 03/04/2007 18:17 CET

RSC.- Confemetal propone deducciones fiscales en el Impuesto sobre Sociedades para reducir la contaminación

Apuesta por una bonificación de hasta el 50% en el IAE y de hasta el 75% en el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica

MADRID, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales del Metal (Confemetal) abogó hoy por introducir distintas deducciones fiscales en el Impuesto sobre Sociedades para conseguir que la industria haga un consumo energético menos contaminante y estimular así la inversión en energías renovables.

En concreto, Confemental propone crear una deducción del 10% del importe de las inversiones en vehículos industriales y comerciales de transporte de carreteras que contribuyan "de manera efectiva" a la reducción de la contaminación atmosférica o que cuenten con sistemas de navegación y localización vía satélite.

También apuesta por introducir otra deducción del 10% del importe de la inversión en activos medioambientales que permitan la mejora de la eficiencia ambiental, energética o que alcancen la consideración de "tecnologías limpias" en diferentes sectores. Igualmente, Confemetal pide elevar un 10% los coeficientes de amortización para adquisiciones de activos ambientales nuevos realizados a partir de 2006.

En el Impuesto de Actividades Económicas (IAE), las propuestas de Confemetal pasan por establecer una bonificación de hasta el 50% en la cuota del impuesto, que sea opcional por parte de los ayuntamientos, destinada a aquellas empresas que utilicen o produzcan energía de forma eficiente o que establezcan un plan de transporte para sus empleados, con el fin de reducir el consumo de energía por una menor utilización de los vehículos privados.

DEPENDENCIA ENEGÉTICA

Finalmente, en el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica, la patronal considera necesario introducir una bonificación de hasta el 75% en la cuota del tributo en función de la incidencia sobre el Medio Ambiente que tengan los vehículos.

Según Confemetal, estas medidas ayudarían a cambiar el modelo energético español, dado que la economía española tiene una dependencia energética superior al 80%. "España muestra un indicador de Intensidad Energética superior en un 18,7% a la media de la UE-15, lo que supone una merma insoportable de la competitividad de nuestras empresas", indica la patronal.