RSC.- Greenpeace aplaude la apuesta de Zapatero por las renovables pero pide un calendario de cierre de las nucleares

Actualizado 17/01/2007 20:21:01 CET

Por su parte, el Foro Nuclear aboga por trabajar en los usos de la energía nuclear más que en un debate "estéril" sobre su idoneidad

MADRID, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

Greenpeace valora "muy positivamente" la apuesta del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, por abandonar la energía nuclear en España y apostar por las renovables y alternativas pero reclama una "concreción clara y rápida" del cierre de las centrales nucleares.

"Pedimos a Zapatero que concrete, de la manera más rápida posible, el calendario de las centrales nucleares que ha prometido por activa y por pasiva", manifestó a Europa Press el responsable de la Campaña de Energía Nuclear de Greenpeace, Carlos Bravo.

Tras señalar que una apuesta "ambiciosa" por muchas más energías renovables es el "buen camino" hacia un escenario energético "cien por cien renovable" y que España sea "más autosuficiente" en materia energética, este experto de Greenpeace insistió en la necesidad de cerrar las centrales nucleares, empezando por la "obsoletísima" de Garoña, a la que acusó de estar "en un estado de seguridad muy malo, con un funcionamiento muy peligroso" y suponer una aportación "absolutamente marginal" del sistema eléctrico.

A su juicio, teniendo en cuenta que el Gobierno tiene claro que la energía nuclear "no es ninguna solución a nada sino un gran problema en sí mismo", para poder despejar "completamente" el camino hacia las renovables y una mayor eficiencia energética se ha de "zanjar ya de forma definitiva" el "absurdo y estéril" debate sobre la energía nuclear que --según Bravo-- promueve "artificiosamente" el 'lobby' nuclear.

En este sentido, aseguró que la energía nuclear es "peligrosa, costosa" y no tiene resuelto problemas como el de residuos radioactivos o seguridad mientras España es "muy rica" en energía renovables (sol, viento, biomasa) y no tiene por qué depender del exterior para satisfacer sus necesidades energéticas.

"Es la mejor manera para combatir el cambio climático y tener un modelo energético sostenible y ambientalmente aceptable", concluyó, en referencia a las declaraciones de hoy de Zapatero de no incrementar la energía nuclear.

DEBATE ESTERIL

Por su parte, el Foro de la Industria Nuclear defendió la conveniencia de trabajar sobre cómo utilizar la energía nuclear en lugar de centrarse en un debate "un poco estéril" a favor o en contra de las centrales nucleares, en respuesta a las manifestaciones de Zapatero de no retomar un programa de desarrollo o incremento de la energía nuclear.

"Lo que tenemos que trabajar es sobre cómo utilizamos la energía nuclear, más que en este debate un poco estéril de si sí o no a la energía nuclear porque la energía nuclear está ahí y en España ya suministra la quinta parte de la energía eléctrica", manifestó a Europa Press el presidente del Foro, Eduardo González. Además, señaló que España tiene una industria que fabrica "muchos equipos que no sólo dependen de España sino a nivel mundial y ya es un país nuclear".

Por lo tanto, insistió en ver cómo se sigue usando y se desarrolla, para lo que pidió "cierto tiempo" y tener en cuenta las opiniones de los distintos órganos que estudian los problemas energéticos, como la Agencia internacional de la energía, la Unión Europea o el Congreso Mundial de la Energía, y que "hoy en día se decantan por el uso de la energía nuclear".

Tras señalar que el Foro Nuclear no está en contra "en absoluto" del desarrollo de las energías renovables y alternativas por entender que también son necesarias, agregó que el problema de los residuos radioactivos se está abordando e intentando dar pasos para que esa cuestión se vaya "encauzando y resolviendo". "Seguiremos trabajando en la mejor información, que las centrales funcionen bien y que veamos cuáles son los problemas energéticos a los que España se enfrenta", afirmó González.

60 POR CIENTO DE ESPAÑOLES ACEPTAN SU FUNCIONAMIENTO

Así, recalcó que España tiene una dependencia energética exterior "enorme" y, por tanto, tendrá que utilizar todos los medios disponibles para hacer frente a los problemas energéticos, entre ellos el nuclear. A ello, añadió que hay entre un 60 y un 70 por ciento de la población que acepta su funcionamiento siempre que la seguridad esté garantizada y el tema de los residuos resueltos.

Finalmente, el presidente del Foro de la Industria Nuclear entiende que las fechas en las el PSOE elaboró su programa electoral prometiendo la reducción gradual en el consumo de la energía nuclear la situación era "muy distinta" a la actual, con precios de la energía "multiplicados prácticamente por tres", el problema del cambio climático "mucho más" acusado que antes y un "déficit muy alto" en la balanza de pagos.

"No podemos tener un monocultivo solamente de una tecnología para desarrollarnos. Aunque el potencial de las renovables existe, no está ahí todavía", agregó González, recordando que el Ejecutivo creó la mesa para el diálogo sobre el futuro de la energía nuclear para analizar esta cuestión hasta 2008-200. Por ello, considera que la posición de Zapatero no es de tomar una decisión de cerrar las nucleares.