¿Ha acertado Draghi en la diana con el QE?

Publicado 09/03/2015 18:40:42CET
El presidente del BCE, Mario Draghi
REUTERS

MADRID, 9 Mar. (EDIZIONES) -

Un tuit del Banco Central Europeo (BCE) confirmaba este lunes la puesta en marcha del 'Quantitive Easing' ('QE'), el programa con el que la institución presidida por Mario Draghi invertirá 60.000 millones de euros al mes en la adquisición de activos públicos y privados de la eurozona al menos hasta finales de septiembre de 2016.

El plan, que se mantendrá hasta que la inflación retorne a niveles consistentes con su objetivo de estabilidad de precios, cerca, pero algo por debajo del 2%, ha sido bien recibido por los mercados, que desde que se anunciara el 22 de enero han dado su respaldo al programa.

De hecho, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno del BCE del 5 de marzo, Draghi afirmó que las medidas adoptadas contribuirán a un "rebote de la inflación" y subrayó que tras el anuncio de su decisión de adquirir compras de activos públicos "ya se ha observado un número significativo de efectos positivos".

Sin embargo, los efectos del 'QE' no se limitan únicamente a los mercados y el programa de compra de deuda también puede tener su impacto en la economía europea y nacional, así como en la de los hogares y las empresas, y no todos tienen por qué ser positivos.

RENTA VARIABLE, MÁS ATRACTIVA

El poco atractivo continuado de los activos de renta fija hacen comparativamente más atractiva la renta variable. De hecho, como destaca Draghi, los efectos de esta política monetaria laxa del BCE ya han quedado de manifiesto con las bolsas en máximos anuales y la rentabilidad de la deuda soberana en mínimos históricos.

En este contexto, el estratega de mercados de IG Daniel Pingarrón prevé que se canalice el ahorro hacia productos de más riesgo, mientras que los depósitos y la renta fija se van a ver por el contrario perjudicados por la intervención del BCE.

"La bajada de las rentabilidades provocada por el aumento de precios en los mercados de deuda la hará menos atractiva. Así pues, habrá parte de los inversores que tratarán de obtener en la bolsa la rentabilidad que no puede lograr en la renta fija o en los depósitos", agrega el analista de Self Bank Felipe López-Gálvez.

El analista de XTB Joaquín Robles añade que otro de los mercados donde ya ha tenido repercusión el 'QE' es el de divisas, con el euro en mínimos de 2013 en comparación con el dólar y "directo a la paridad" respecto a la moneda estadounidense.

EXPORTACIÓN Y FINANCIACIÓN MÁS BARATAS

Los analistas coinciden en que el desplome del euro, que ha pasado en un año de los 1,35 dólares a los 1,08 dólares, va a hacer "más rentables" las exportaciones españolas y fomentará la entrada de turistas, teniendo un impacto positivo en el crecimiento del país.

Sin embargo, el estratega de mercados de IG señala que la debilidad de la moneda europea encarece las importaciones, aunque el desplome del petróleo mitigará ese efecto negativo. "Además, el encarecimiento de los productos importados favorece también que aumente la demanda de productos producidos en España", agrega.

En este escenario, López-Gálvez cree que la bajada del euro es positiva para empresas exportadoras o las que tengan negocios en divisa distinta del euro, así como para las compañías ligadas al sector turismo, pero será negativa para las que tengan gastos en divisa extranjera.

Asimismo, Robles considera que, además de ayudar a dinamizar la economía y a incrementar el consumo, el QE permitirá al BCE cumplir con el principal objetivo del programa de compra de activos, poner fin a la inflación negativa y acercarse al objetivo de en torno al 2%.
Por su parte, la bajada de las rentabilidades de los bonos soberanos permitirá al Tesoro español ahorrar varios centenares de millones de euros en el pago de la deuda y, en general, hará más barato si cabe la financiación de los países y empresas, algo fundamental para dinamizar la economía.

EMPRESAS Y HOGARES

Sin embargo, Robles destaca que las principales beneficiadas serán las grandes empresas, ya que la baja rentabilidad de los bonos soberanos llevará a los inversores de renta fija a deber buscar mayores rentabilidades en los bonos corporativos de gran calificación.

En cambio, las medianas y pequeñas compañías quizás no se beneficien tanto de la captación de capital vía bonos, aunque si podrán disfrutar de crédito barato para acometer sus inversiones. Los analistas coinciden en que, con el mercado inundado de dinero, los bancos aumentarán el crédito al sector privado, aunque sigue siendo una incógnita en qué grado.

Además, el Euribor va a disminuir algo más, liberando recursos a las familias hipotecadas a tipo variable, que en España son una gran cantidad. En esta línea, aumentará también el valor de las inversiones de los ciudadanos en mercados financieros, ya sea directamente o través de, por ejemplo, sus planes de previsiones.

El analista de XTB cree que los hogares también pueden verse beneficiados por la mejora de la economía. "En el caso de que las buenas perspectivas se cumplan, el crédito y el consumo mejorarán y, como consecuencia, se producirá un mayor crecimiento y un descenso del desempleo. Un ciclo que no hace más que mejorar las circunstancias de los hogares", subraya.

RIEGOS DEL 'QE'

Pese al impacto positivo que esta medida tendrá para soberanos, empresas y hogares, un plan de estas características también conlleva unos riesgos, como que la inflación que genere esta medida a largo plazo se exceda del 2% marcado como objetivo.

López-Galvez también alerta de la posibilidad de que se generen burbujas en determinados activos, especialmente en la deuda soberana, así como de que los diferentes gobiernos de la eurozona se escuden en este programa para posponer reformas estructurales.

En este sentido, Pingarrón advierte de que el 'QE' tener es un "aliciente a aumentar el endeudamiento" en un país como España, que cuenta con una "altísima deuda pública y privada", pudiendo generar un desequilibrio adicional a futuro.

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas