Air Comet absorberá 578 trabajadores de Air Madrid y operará en siete de sus rutas de América Latina

Actualizado 18/01/2007 0:45:09 CET

MADRID, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

Air Comet, la aerolínea del grupo Marsans, absorberá un total de 578 trabajadores de Air Madrid que serán seleccionados por la propia empresa según su nivel de profesionalidad, lo que supone más del 70% de los empleos fijos de la aerolínea presidida por José Luis Carrillo y el 53% de la plantilla, según el acuerdo firmado hoy entre la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, y el presidente de la aerolínea, Gerardo Díaz.

Concretamente, Air Comet contratará 72 pilotos, 308 tripulantes de cabina, 30 personal de mantenimiento, "o más incluso", 30 para el departamento comercial, 15 para el de Administración y un total de 48 de aeropuerto, "pendiente de análisis en las ciudades de base". El resto de trabajadores hasta completar los 578, unos 75, se distribuirán "según haga falta", desglosó la ministra.

Por su parte, Gerardo Díaz aseguró que "se ha dado un paso hacia adelante" para contratar "incluso más personal del que en principio se necesitaba". La contratación "estará abierta desde mañana" y los trabajadores se irán incorporando a la empresa "en los meses de enero, febrero y marzo", según el presidente de Air Comet.

Para mañana está prevista una reunión entre representantes del Ministerio de Fomento y los trabajadores de Air Madrid, agrupados en la Asociación ATAM, para trasladarles el contenido del acuerdo, que la ministra calificó como "bueno para todos". En lo que se refiere al resto de trabajadores, la ministra consideró que son "responsabilidad de la empresa". "Fomento se ha preocupado de algo que no tenía por qué haberlo hecho y el número de trabajadores ha sido propuesto por la empresa", señaló.

Por su parte, el representante de los pilotos de Air Madrid, que sí estuvo presente en la firma del acuerdo, reconoció la labor de Fomento en la recolocación de la plantilla de la aerolínea presidida por José Luis Carrillo, aunque reconoció que le hubiera gustado que el acuerdo se hubiera extendido a todos los trabajadores.

SIETE RUTAS

La compañía operará inmediatamente en siete rutas de América Latina, con Argentina, Chile, Perú, Ecuador, Colombia, Panamá y Costa Rica como destinos. En los países de Chile y Ecuador está pendiente aún de conseguir una "autorización", mientras que en los dos países de Centroamérica también queda por obtener la "habilitación", documento necesario para comenzar a operar por primera vez en un país. En un plazo de dos semanas Air Comet contaría con ambos certificados.

Sin embargo, la aerolínea del grupo presidido por Gonzalo Pascual no cubrirá todas las rutas que realizaba Air Madrid. Así, las líneas a Brasil y México que sí que operaba la aerolínea presidida por José Luis Carrillo no las hará Air Comet, quien no utilizará ni los derechos de tráfico ni los 'slots' de Air Madrid.

Los pasajeros que tengan billete de Air Madrid podrán volar con Air Comet con un recargo adicional por trayecto de 200 euros. Según la ministra de Fomento, se trata "de la mejor oferta". Países como Colombia y Argentina ya se opusieron al recargo adicional que proponía el grupo alemán LTU de 250 euros por trayecto.

En el recargo aplicado a los billetes de Air Madrid se incluyen ya las tasas y gastos de gestión/emisión de billetes. "Este programa de ayuda para pasajeros de Air Madrid estará vigente hasta el 30 de junio de 2007", señala el Ministerio.

60 MILLONES DE INVERSIÓN

La aerolínea adelanta así un plan de expansión que tenía previsto cerrar entre 2008 y 2009, para el que invertirá 60 millones de euros hasta mayo. Con esta aportación a la compañía, Air Comet hará frente a avales, nuevos contratos, las oficinas que necesitan para cubrir la nueva oferta, etc. Asimismo, Gerardo Díaz anunció que la compañía recibirá diez aviones hasta el mismo mes.

La ministra de Fomento señaló que la oferta de Air Comet fue "la más solvente desde el punto de vista técnico y financiero, la que afectaba de mejor forma a los trabajadores, la que mejor solución planteaba para los pasajeros afectados y era además la oferta que se podía aplicar de forma más inmediata".

Por último, reconoció que la oferta de LTU "también gustó" pero la diferencia entre la realizada por el grupo germano y la de la compañía española fue su facilidad para materializarse, ya que la compañía germana tendría que haber creado una empresa española para poder operar a los países de América Latina.

Europa Press Comunicados Empresas