6 de junio de 2020
 
Publicado 19/05/2020 11:48:46 +02:00CET

La bodega Castelo de Medina refuerza e impulsa su venta 'online' tras el cierre de la hostelería

Bodega de Castelo de Medina
Bodega de Castelo de Medina - CASTELO DE MEDINA

Asegura que la pandemia ha provocado un "enorme daño al sector" por la pérdida de la restauración, que supone el 60% de sus ventas

MADRID, 19 May. (EUROPA PRESS) -

La bodega vallisoletana Castelo de Medina, que está enmarcada en la DO de Rueda, ha reforzado e impulsado su venta 'online' durante el confinamiento provocado por la crisis del coronavirus para impulsar sus ventas, tras verse fuertemente impactadas por el cierre de la hostelería debido al estado de alarma.

En concreto, la firma ha impulsado su 'ecommerce' en estos delicados momentos, lo que le ha permitido multiplicar por cinco sus ventas 'online' estas semanas respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

La restauración supone para esta bodega española el 60% de sus ventas, por lo que su cuenta de resultados se ha visto afectada por la crisis del coronavirus. Además, destina un 25% de sus ventas a la exportación, por lo que sus vinos están presentes en 22 países, siendo Holanda Alemania y Japón sus principales mercados.

Sin embargo, desde que se decretara el estado de alarma, la bodega reforzó su venta 'online' ofreciendo descuento del 10%, lo que ha provocado que se hayan agotado las existencias de una de sus referencias más reconocidas como el blanco Castelo de Medina Fermentado en Barrica 2018.

"Gran parte de los pedidos 'online' son de clientes nuevos. Esta crisis ha hecho un enorme daño al sector por la pérdida de la hostelería, pero también ha abierto una ventana de oportunidades a las bodegas de conectar directamente con el consumidor final, que ahora busca poder disfrutar en casa de los mismos productos que encontraba en el restaurante", ha asegurado el director de la bodega, Eudaldo Bonet de Gispert.

El director de la bodega se ha congratulado por el incremento del consumo doméstico del vino en los hogares durante el estado de alarma y confía en que se mantenga como una tendencia a futuro e "incluso cuando termine el confinamiento".

Por otro lado y sobre el plan de contingencia de la bodega española durante la crisis, desde el primer minuto se han tomado todas las medias para garantizar la seguridad de sus trabajadores y, recientemente, se ha decidido realizar test de serología a toda la plantilla.

Castelo de Medina ha seguido trabajando estos meses de la pandemia en la preservación y el cuidado de la viña. Así, ya se ha iniciado la brotación, los trabajos de campo se basan en tratamientos fitosanitarios de la madera de la vid para evitar futuras enfermedades, pases de cultivador para eliminar malas hierbas y trabajos de mantenimiento de sus viñas en espaldera.

La bodega vallisoletana es una de las más innovadoras de su denominación de origen y ha sido premiada en numerosas ocasiones. Así, su verdejo ha sido elegido como el mejor del mundo por la Asociación Mundial de Periodistas de Vinos y Licores (WAWWJ) en 2014, 2016 y 2017, además de ser considerado el mejor blanco de España en 2014 por parte de la misma entidad.

Contador

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas