Bruselas propone incluir las aguas del Sáhara Occidental en el acuerdo de pesca de la UE con Marruecos

Publicado 21/03/2018 17:28:58CET

BRUSELAS, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea ha propuesto este miércoles incluir las aguas territoriales del Sáhara Occidental en el acuerdo de pesca entre la Unión Europea con Marruecos, aunque ha señalado que únicamente será posible "bajo ciertas condiciones" y que se trata de algo "provisional" mientras que el conflicto saharaui siga sin resolverse.

En concreto, el Ejecutivo comunitario ha planteado un nuevo mandato negociador de cara a las negociaciones con Rabat para renovar el acuerdo pesquero, que expira el próximo 14 de julio, después de que el Tribunal de Justicia de la UE (TUE) fallara que el protocolo no se puede aplicar a las aguas del Sáhara Occidental.

"La posición de la UE es que es posible extender los acuerdos bilaterales con Marruecos al Sáhara Occidental bajo ciertas condiciones", afirma Bruselas en el nuevo texto, en el que justo después detalla que "cualquier acuerdo será únicamente provisional mientras el conflicto en el contexto de Naciones Unidas y de acuerdo con las resoluciones relevantes del Consejo de Seguridad de la ONU sigan pendientes".

Esta modificación, sin embargo, todavía debe ser aprobada por los ministros de Agricultura y Pesca de los países del bloque comunitario, previsible en la reunión de abril en Luxemburgo.

El representante del Frente Polisario ante UE, Mohamed Sidati, ha criticado que se trata de una propuesta "ilegal". "La Comisión Europea demuestra una vez más su completo menosprecio por el Estado de derecho y sigue comprometida a fortalecer la complicidad de la UE con la ocupación y explotación ilegales del Sáhara Occidental", ha afirmado en un comunicado.

El TUE avaló a finales de febrero que el acuerdo de pesca entre la UE y Marruecos pero señaló que no se puede aplicar a las aguas adyacentes al Sáhara Occidental puesto que esto sería contrario al principio de libre determinación recogido en el Derecho internacional.

Sin embargo, un 91,5% de las capturas que se realizan en virtud de este acuerdo tienen lugar en zonas de explotación pesquera saharaui.

El protocolo de pesca entre la UE y Rabat entró en vigor en febrero de 2007 por un periodo de cuatro años y ha sido renovado en dos ocasiones, la última en 2013. Los gobiernos de la UE dieron la semana pasada 'luz verde' a iniciar las negociaciones con Marruecos para renovar el acuerdo actual, que expira el 14 de julio de este año.

El acuerdo permite el acceso a aguas marroquíes a unas 120 embarcaciones comunitarias de once países de la UE y España es el Estado miembro más beneficiado. A cambio, el bloque comunitario paga a Rabat 30 millones de euros al año: 16 millones por el acceso a las aguas y 14 millones para apoyar el sector pesquero marroquí.

Europa Press Comunicados Empresas