Actualizado 01/10/2010 21:14 CET

La CE cree que Irlanda deberá renunciar a ser un país con impuestos bajos

BRUSELAS, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

El comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn, ha sugerido que Irlanda deberá renunciar a ser un país con impuestos bajos, especialmente los que aplica a las empresas, y que tendrá que aumentar la presión fiscal durante los próximos años para corregir su déficit público, que alcanzará este año el 32% del PIB por el coste del rescate del sector bancario.

"Sabemos que en la próxima década Irlanda, después de lo que ha ocurrido, no continuará siendo un país con impuestos bajos, sino que se convertirá en un país con impuestos normales en el contexto europeo", ha dicho Rehn en rueda de prensa tras la reunión de ministros de Economía de la UE al ser preguntado por si ve necesario que Dublín aumente los impuestos, entre ellos el de sociedades.

Rehn ha dicho que corresponde al Gobierno y al Parlamento irlandés decidir sobre subidas tributarias, pero ha resaltado que no hay que descartar "ninguna opción".

Los ministros de Economía de la UE han pedido a las autoridades irlandesas que presenten a principios de octubre un plan presupuestario con nuevas medidas "concretas" de ajuste de aquí a 2014 "año por año y sector por sector" para "restaurar la confianza" en la economía del país.

"Celebro la confirmación por parte del Gobierno irlandés de su compromiso firme de corregir su déficit excesivo en 2014", ha destacado el comisario de Asuntos Económicos. Rehn ha sostenido que las medidas de consolidación adoptadas ya por Dublín en los últimos años han sido "eficaces" y por ello ha expresado su confianza en que las autoridades del país "tomarán las medidas necesarias para devolver las finanzas públicas a una senda sostenible".

El Gobierno irlandés ha cifrado el coste del rescate de su sector financiero en casi 45.000 millones de euros, que podrían ascender a 50.000 en el peor de los escenarios. La asistencia va a elevar el déficit del país en 2010 hasta el 32% del Producto Interior Bruto (PIB). La UE cree que Dublín no necesitará acudir al fondo de rescate de 750.000 millones de euros que se creó en mayo.

Europa Press Comunicados Empresas