Actualizado 24/05/2016 21:09 CET

La empresa para el Cercanías de Navalcarnero de OHL solicita el concurso de acreedores

MADRID, 24 May. (EUROPA PRESS) -

   Cercanías Móstoles Navalcarnero, empresa participada en un 100% por OHL, ha solicitado este martes el concurso voluntario de acreedores por encontrarse en situación de insolvencia.

   Según ha informado el grupo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la empresa carece de pasivo bancario y se encuentra en situación de insolvencia tras la denegación por parte del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de la suspensión cautelar de una sanción de 34,08 millones de euros que la Consejería de Transporte, Vivienda e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid impuso a la compañía el pasado 11 de febrero, haciéndola exigible.

   Previamente, el 12 de junio del año pasado, la compañía había instado la resolución del contrato de concesión por incumplimiento por parte de la Comunidad de Madrid de sus obligaciones contractuales.

   La empresa concesionaria interpuso un recurso contencioso administrativo contra la sanción el pasado febrero y, anteriormente, en diciembre de 2015, la empresa había llevado el proyecto a los tribunales para exigir la resolución del contrato de concesión, reclamando a la administración regional una indemnización de 369,5 millones de euros en concepto de inversiones realizadas y daños y perjuicios.

   Según ha explicado, OHL ha invertido en este proyecto 238,9 millones de euros y "reiteradamente" ha presentado a la Comunidad de Madrid soluciones que harían "social y económicamente viable" el proyecto. Algunas de esas soluciones eran evitar el trasbordo en Móstoles de los pasajeros que realicen el trayecto Atocha-Navalcarnero-Atocha o eliminar las vías en superficie que siguen dividiendo el ámbito municipal de Móstoles.

   La Comunidad de Madrid desestimó la petición de OHL del 12 de julio para resolver el contrato de concesión y gestión firmado en 2007 con la Comunidad y el Ministerio para construir el cercanías entre Móstoles y Navalcarnero y exigió a la constructora el cumplimiento de dicho acuerdo. Las obras para este proyecto están paralizadas desde el año 2010.

  

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas