Congreso convalida hoy el decreto para que el Mobile World Congress siga en Barcelona

Actualizado 22/10/2015 19:35:20 CET

MADRID, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Congreso convalidará este jueves el decreto ley con el que el Gobierno ratifica su compromiso y apoyo para que Barcelona siga siendo la sede del Mobile World Congress (MWC) durante los próximos cinco años, hasta 2023.

El decreto, que fue aprobado por el Consejo de Ministros a finales de junio, faculta al Ministerio de Industria a firmar acuerdos con la empresa impulsora del MWC y a adoptar las obligaciones contraídas, siempre en coordinación con instituciones como la Generalitat de Catalunya, el Ayuntamiento de Barcelona o la Fira de la Ciudad Condal, entre otros.

Tras la decisión de GSMA --la empresa impulsora del Congreso-- de seguir en Barcelona en las próximas convocatorias, era necesario que el Ejecutivo se comprometiera con respaldar los compromisos adquiridos por la Generalitat y el Ayuntamiento, salvaguardando su derecho a adoptar mecanismos de compensación para recuperar el dinero que tuviera que adelantar por las obligaciones de cualquiera de ellas.

150 MILLONES DE RECAUDACIÓN

Según la memoria que acompaña al decreto ley, y que recoge Europa Press, el Gobierno espera recaudar al menos 150 millones de euros y generar unos 60.000 puestos de trabajo temporales con la celebración entre 2019 y 2023 del MWC, que además permitirá unos ingresos totales de unos 20.000 millones de euros en ese periodo, según las previsiones "más conservadoras".

Y es que en 2014 el congreso ingresó 400 millones de euros, generó 12.300 puestos de trabajo y permitió a las arcas públicas ingresar 30 millones de euros; mientras que este año ha atraído a 93.000 visitantes (+9,4%) de 200 países y a más de 2.100 compañías del sector de las telecomunicaciones.

"El impacto directo en el sector turístico en temporada baja, e indirecto en la ciudad, y la incidencia en términos de imagen de España deben ser también tenidos en cuenta", continúa el texto, que asegura que entre 2006 y 2014 Barcelona ha tenido un impacto económico de 2.500 millones de euros y ha creado unos 60.000 empleos temporales desde que celebra este evento.

Pese a estos buenos resultados, "las previsiones para los próximos años son aún mejores" ya que es "altamente probable" que se sigan incrementando las cifras de asistentes, puestos de trabajo, ingresos y recaudación.

De hecho, según la estimación "más conservadora" del Gobierno, que no incluiría ningún aumento de las cifras en los próximos nueve ejercicios, entre 2019 y 2023 la economía española recibiría 20.000 millones de euros, las administraciones públicas recaudarían 150 millones y se crearían 60.000 puestos de trabajo.

IMPACTO PRESUPUESTARIO

Y todo por un coste de 25 millones de euros para el Estado, que al renovar el acuerdo se compromete a aportar 5 millones en cada uno de los ejercicios programado, la misma cantidad que deberán pagar tanto la Generalitat como el Ayuntamiento barcelonés a la Fundación Barcelona Mobile World Capital para financiar el evento.

Con respecto a la responsabilidad máxima que el Gobierno central puede verse obligada a acatar, la memoria precisa que aunque el Estado es responsable solidario, su responsabilidad está limitada a 11 millones de euros en total por cada una de las partes y por todas las reclamaciones que pudieran surgir en un año contractual por incumplimiento o fallo.

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas