Economía/Agricultura.- Espinosa afirma que la Comisión ya conoce el interés español de adelantar la reforma del tomate

Actualizado 25/01/2006 19:00:07 CET

DON BENITO (BADAJOZ), 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Agricultura, Pesca y Alimentación, Elena Espinosa, aseguró hoy que la Comisión Europea "ya conoce" el interés de España de adelantar el calendario de aplicación de la reforma de la Organización Común de Mercado (OMC) de frutas y hortalizas para el sector de tomate transformado.

Espinosa, que hizo estas declaraciones en Don Benito (Badajoz) durante la inauguración de la Feria Internacional Agroexpo, reconoció la incertidumbre que afrontan los cultivadores de tomate para industria.

"Es un problema que estamos afrontando en la actualidad pero que viene de una regulación adoptada en el año 2000", dijo la ministra, quien subrayó que "hubo otros responsables políticos que a lo mejor no fueron conscientes de lo que estaban firmando en aquel momento".

Espinosa destacó que las soluciones para este sector hay que buscarlas "entre todos, colaborando lealmente y poniendo seriedad y rigor en la formulación de alternativas".

Según explicó, la Comisión presentará en el segundo semestre de 2006 una propuesta de reforma de la OCM de frutas y hortalizas, por lo que "lo más probable" es que la entrada en vigor no se produzca antes de la campaña de 2008/2009, "por lo que el tomate transformado requiere de una reforma o de un régimen transitorio para la campaña 2007/2008".

Aunque Espinosa aseguró que la Comisión Europea "y la comisaria en concreto, ya conoce" el interés español de adelantar el calendario para el de tomate transformado, las medidas concretas que se pueden proponer aún están sujetas a debate.

En este sentido, la titular de Agricultura abogó por avanzar "con serenidad, por la senda de elaborar propuestas realistas y adoptar medidas que permitan afrontar una situación complicada que va a verse agravada aún más en la próxima campaña".

TABACO.

Sobre el sector del tabaco, Espinosa dijo que tras la reforma de la OCM, es necesario un "reajuste" en los costes de producción agrícola y de primera transformación industrial.

Igualmente, indicó que es necesario una adaptación al mercado y a la calidad que éste demanda y que todas las partes del sector pongan de su parte para conseguir la viabilidad de la producción de tabaco en el futuro.

Por otro lado, dijo que quienes defienden el desacoplamiento total de las ayudas al cultivo del tabaco "están equivocados" porque, en su opinión, "el futuro pasa por apostar, producir y no por abandonarnos en una ayuda que se conseguiría sin cultivar".

Sobre el vino y la reforma de su OCM, aseguró que España debe jugar un papel "de primer orden", y adelanto que los ejes "prioritarios" de la posición española ante la reforma deben ser asegurar el presupuesto procedente de Bruselas y adoptar medidas que permitan mejorar la puesta en valor de los vinos españoles.

En cuanto a la ganadería y el problema de la lengua azul, manifestó que hay que avanzar en el desarrollo de vacuna inactiva para el ganado bovino, "de la que ya se han obtenido resultados experimentales alentadores y que deberían plasmarse en una vacuna operativa para el año 2006".

Igualmente, la ministra no pasó por alto el problema de la sequía y recordó que el objetivo del Gobierno fue que ningún agricultor o ganadero tuviera que abandonar su actividad como consecuencia de esta situación adversa. Elena Espinosa consideró que el este ha sido un "objetivo cumplido".

Así, recordó la creación de una línea de crédito bonificado a ante la que más de 8.000 agricultores y ganaderos extremeños han solicitado estos créditos, lo que -añadió- significó movilizar más de 100 millones de euros para Extremadura.

Sobre el problema que amenaza el futuro del sector del tomate transformado, el presidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, coincidió con Espinosa al señalar que la penalización del 32% en las ayudas europeas para la próxima campaña es consecuencia de una "mala negociación".

"En el año 2000 no se contabilizó bien para España la producción tomatera", dijo. "Hemos muerto de éxito" al pasar en unos 10 años de una producción de 500.000 toneladas a más de 2 millones de kilos, consideró el presidente extremeño.

En esta situación, para Rodríguez Ibarra, "lo que hace falta" es que la OCM de frutas y hortalizas se "adelante" al año 2006 en lo que hace referencia al tomate, que "se nos reconozca el cupo que tenemos de verdad", que se evite la penalización y que España pueda seguir siendo competitivo con el resto de países europeos "que si tienen un cupo más ajustado a su realidad".

Además, el presidente extremeño mostró a la ministra de Agricultura su conformidad con el desacoplamiento parcial de las ayudas europeas en un 60-40 por ciento como defiende las cooperativas y algunas organizaciones agrarias.

Europa Press Comunicados Empresas