29 de mayo de 2020
 
Actualizado 28/11/2007 14:36:04 +00:00 CET

Economía.- (Ampl.) Banco de España "alerta" sobre el endeudamiento de las empresas no financieras, del 323% a septiembre

El beneficio neto de las compañías no financieras creció un 3% en 2007 frente al 11,5% del año anterior, por menores extraordinarios

MADRID, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Banco de España dio hoy la voz de "alerta" sobre el alto grado de endeudamiento de las empresas no financieras españolas, cuyo ratio de financiación a través de medios ajenos a la compañía sobre su valor añadido bruto (VAB) alcanzó el 323% hasta septiembre de 2007, frente al 308% de todo 2006 y el 233% de 2005, según datos de la central de balances trimestral del Banco de España.

El director general del Servicio de Estudios del Banco de España, José Luis Malo de Molina, aseguró hoy que el endeudamiento de las empresas "es un motivo de alerta", que "requiere vigilancia" por los gestores de las compañías, expertos e instituciones, ante el alza del coste de la financiación y las turbulencias financieras que todavía registran los mercados desde comienzos de verano. "Es un factor de vulnerabilidad para las empresas", advirtió.

Además, destacó que este endeudamiento, que se ha notado principalmente en 2006, y de forma más moderada en lo que va de 2007, ha estado protagonizado por el sector de la construcción e inmobiliario, aunque precisó que "no hay elementos de preocupación, ni que señalicen un riesgo específico en ningún sector" productivo español. "La situación patrimonial de las empresas españolas es sólida", puntualizó.

En lo que respecta a los resultados, las empresas no financieras aumentaron su beneficio neto un 3% hasta septiembre de 2007, frente al crecimiento del 11,5% registrado en el mismo periodo del año anterior, principalmente por el efecto de las menores plusvalías extraordinarias de este año y por la dificultad de crecer más en cuanto las cifras absolutas son cada vez más elevadas.

El resultado ordinario neto de estas empresas, sin ingresos extraordinarios ni provisiones e impuestos, creció un 4,5% hasta septiembre de 2007, frente al 10% alcanzado en los primeros tres trimestres del año pasado, aunque se sitúa por encima del crecimiento trimestral anualizado de 2006, del 3,8%.

POSIBLE RIESGO PARA EL DINAMISMO EMPRESARIAL POR LOS SALARIOS.

Los gastos de personal, por su parte, crecieron un 4,3% hasta septiembre, alcanzando los 19.795,3 millones de euros, frente al 5,3% registrado en el mismo periodo de 2006. La remuneración media ha crecido un 3,4%, fijándose en los 32.996,3 euros anuales, mientras que los trabajadores han aumentado un 0,9%, alcanzando los 600.355 empleados.

Malo de Molina precisó que aunque los gastos de personal se moderan, hay un riesgo de que la inflación pueda trasladarse a los sueldos, aumentando el coste de los salarios, lo que "podría afectar al dinamismo empresarial".

"SUAVE DESACELERACIÓN" PROPICIADA POR EL COMERCIO.

Malo de Molina precisó que 2007 protagoniza una "suave desaceleración", "coherente con la situación económica", que viene motivada principalmente por el comportamiento del sector comercio, que pasa de un crecimiento en el VAB del 7,7% hasta septiembre de 2006 al 1,1% de este año. El director general del organismo observó que la ralentización del consumo privado ha afectado a las empresas de este ramo, y explicó este fenómeno no sólo por la subida de los tipos de interés, sino por la disminución del efecto riqueza propiciado por la menor revalorización de la vivienda, que representa el principal activo de las familias españolas.

En cambio, la industria ha mostrado un buen comportamiento este año, aumentando el VAB un 12,9% hasta septiembre, frente al 4,8% del mismo tramo del pasado año. La energía, por su parte, ha tenido un crecimiento negativo del 0,3%, frente al 9,1% hasta septiembre de 2006, y los transportes han pasado del 4,9% al 5,6%.

LA TRAYECTORIA DE "ELEVADO DINAMISMO" SE MANTIENE.

El Banco de España presentó también los datos de la central de balances anual de 2006 (que incluye mayor número de empresas y cuenta con menor peso de las empresas más grandes), cuando el beneficio neto creció un 39,6%, frente al 22,2% de 2005. Malo de Molina comentó que las cifras de la central de balances confirman la senda de crecimiento registrada en 2006 y la "suave desaceleración" de 2007 "dentro de una trayectoria de elevado dinamismo, sin un escenario de corrección importante".

"Después de un año boyante como el 2006, los datos de 2007 lo revalidan. No hay elementos que lleven a pensar en complicaciones para el desarrollo de las empresas, sino más bien a un escenario favorable para la inversión", comentó.

Europa Press Comunicados Empresas