Actualizado 27/06/2007 16:10 CET

Economía.-La CE autoriza que Portugal otorgue una ayuda pública de más de 105 millones a las papeleras Celbi y Soporcel

BRUSELAS, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea autorizó hoy a que el Gobierno de Portugal otorgue sendas ayudas públicas por un valor total que supera los 105 millones de euros a las empresas papeleras Celbi, filial del grupo Altri, y a Soporcel, para ayudarles a sufragar parte de la inversión que cada una de ellas planea hacer en las fábricas que tienen instaladas en los alrededores de la región de Figueira da Foz.

Según explicó Bruselas en un comunicado, se autorizó una ayuda pública de 59,32 millones de euros a Celbi, que formarán parte de la inversión total de 319 millones que se prevé para la ampliación de su fábrica en la región portuguesa, con el objetivo de aumentar su producción de pasta blanqueada de eucalipto. Por su parte, Lisboa podrá dar otra ayuda a Soporcel, de 46,5 millones para hacer frente a parte de la inversión de 200 millones durante seis años para extender y modernizar su fábrica de pulpa y papel para poder fabricar papel sin cobertura de madera.

La Comisión autorizó las ayudas teniendo en cuenta que éstas cumplen las exigencias comunitarias tanto en materia de ayudas regionales como de ayudas con finalidad regional a favor de grandes proyectos de inversión. Asimismo, aplicó las directrices que aprobó en diciembre de 2005 para destinar este tipo de ayudas públicas específicamente a las regiones europeas menos favorecidas, para estimular su desarrollo.

Éste es el caso de Figueira da Foz, una región desfavorecida, con un nivel de vida "anormalmente bajo" y con un "grave desempleo". Se estima que las inversiones que planean tanto Celbi como Soporcel producirán unos 1.900 empleos indirectos, particularmente en el sector de la silvicultura, explicó la Comisión.

A pesar de que estas ayudas serán acordadas en el marco de ayudas regionales, Bruselas puntualizó que las dos empresas tendrán que notificarlas a la Comisión, que tendrá que autorizarlas de manera individualizada, debido a las elevadas cantidades de que se trata.

Añadió que en casos de ayudas regionales como los dos actuales, Bruselas tiene en cuenta la potencia de la empresa beneficiaria sobre el mercado y la capacidad de producción que la inversión creará sobre el mercado europeo. Por lo que respecta en concreto a Soporcel y Altri --como matriz de Celbi--, Bruselas precisó que su cuota en el mercado no llega al 25% antes y después de la inversión prevista y que el aumento de capacidades ligado a los dos proyectos será inferior al 5% del consumo del producto.

Europa Press Comunicados Empresas