Actualizado 12/06/2007 16:38 CET

Economía/Empresas.- Grup XXI invierte 30 millones en la creación de una aerolínea de vuelos privados con base en El Prat

BARCELONA, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

Grup XXI, compañía dedicada a los negocios del automóvil, hostelería, medicina e inmobiliaria, ha ampliado su negocio a la aviación privada con la creación de Corporatejets XXI, una aerolínea de vuelos privados con sede en el aeropureto de El Prat (Barcelona) en la que ha invertido 30 millones de euros.

La aerolínea empezó a operar el pasado mes de abril y cuenta con dos aviones, uno centrado en rutas europeas y del norte de África (un CESSNA CITATION XLS con capacidad para ocho pasajeros) y otro con autonomía para llegar a Oriente Medio, la costa este de Estados Unidos, Latinoamérica y el centro de África sin escalas (un FALCON 900 C, con capacidad para 14 pasajeros).

Corporatejets XXI, propiedad en un 80% de Grup XXI y en un 20% del aviador Eugeni Soriano --director de operaciones de la compañía--, incorporará un nuevo avión a finales de 2007, un FALCON 900 EX, para reforzar las rutas a grandes distancias, ya que tiene autonomía para llegar sin escalas a la costa oeste de Estados Unidos.

La nueva aerolínea cuenta actualmente con 18 personas en plantilla, que se ampliarán con seis más cuando se incorpore a la flota el tercer avión. Los tres aparatos son de segunda mano, con una antigüedad de entre uno y siete años.

La compañía también está en negociaciones con empresarios que cuentan con aviones propios y que están dispuestos a ceder la gestión de la aeronave a Corporatejets XXI. Con este régimen de abanderamiento, el cliente particular utiliza su avión cuando lo necesita y el resto del tiempo le puede sacar rendimiento, ya que puede ser utilizado por otros clientes de la aerolínea.

PREVISIONES DE CRECIMIENTO.

El consejero delegado de la aerolínea, Santiago Vila, explicó que el servicio que ofrecen es de "aero-taxi", que las previsiones de facturación para 2007 son de 3,4 millones de euros y que esperan llegar al "punto de equilibrio" en 2009.

Por su parte, el director comercial, Jacint Puigmartí, destacó que Corporatejets XXI "vende tiempo", tanto por la espera en el aeropuerto, que es de unos 15 minutos frente a las dos horas de la aviación comercial, como por la posibilidad de aterrizar en el aeropuerto más cercano al lugar de destino, así como por la posibilidad de tratar temas privados durante el vuelo.

FUTURO DE EL PRAT.

Actualmente, Aena está construyendo una terminal para aviación privada en el sector norte del aeropuerto de Barcelona cuya puesta en marcha está prevista para finales de año. Hasta ahora no existe un hangar para los aviones privados.

Soriano lamentó que Aena todavía no ha comunicado a las cinco compañías de este tipo que operan en Barcelona del futuro funcionamiento de la terminal, aunque se rumorea que el ente público otorgará dos licencias a aerolíneas de vuelos privados para que instalen oficialmente su base de operaciones en el aeropuerto catalán.

Para conseguir una de estas dos licencias, Corporatejets XXI está negociando alianzas con el resto de aerolíneas privadas que tienen actividad en Barcelona, como es el caso de Executive Airlines, compañía de donde procede Soriano y la mayoría de pilotos de Corporatejets XXI.

España ha doblado su mercado de aviación privada en los últimos años y actualmente suman el 6% del total de vuelos del país, con entre 60 y 80 aviones privados. En el conjunto de Europa, las previsiones de crecimiento en los próximos diez años se sitúan en una media del 5% anual.

Europa Press Comunicados Empresas