Actualizado 30/03/2012 22:07 CET

Los pilotos insisten en que "no aceptarán ningún acuerdo" si Iberia no readmite a los despedidos

Aviones En Barajas
IBERIA

MADRID, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -

El sindicato de pilotos Sepla, que ha convocado 30 nuevos paros tras el fracaso de la mediación entre el colectivo e Iberia, ha insistido este viernes en que no aceptará "en ningún caso" un acuerdo final con la aerolínea si ésta no readmite a los efectivos despedidos.

El sindicato responde así al despido por parte de Iberia de otros dos pilotos "por infracción muy grave de sus obligaciones", con lo que ya son seis los comandantes despedidos desde que comenzó el conflicto con el Sepla por la creación de la nueva filial Express.

En un comunicado, denunció la actitud de la compañía que, con estos dos nuevos despidos, pretende "coger rehenes en un momento de conflictividad laboral, poniendo en juego la seguridad de la operación aérea".

El Sepla aclara que la Justicia aún no ha dado la razón a la compañía, ya que las sentencias que confirman que las sanciones a los pilotos por parte de Iberia fueron "procedentes", en los Juzgados de lo Social, "no entran a valorar si las instrucciones dadas a los pilotos despedidos se ajustan a la normativa legal en vigor en situación de incidencias.

El sindicato denunció la aplicación de la normativa ante la Audiencia Nacional por parte de la compañía, sobre la que aún no se ha pronunciado, vista que se espera para el verano.

El Sepla lamentó que Iberia haya continuado con la apertura de expedientes y despidos "nada más fracasar la mediación impuesta pro el Gobierno y sin que haya citado a negociar todavía", pese a que anunció que lo haría esta semana, a los representantes del colectivo para evitar las 30 nuevas jornadas de huelga anunciadas.

"Ha pasado una semana y aún no ha citado al Sepla", reza la nota del sindicato, que subraya que la dirección de la compañía "en ningún momento ha querido alcanzar un acuerdo".

SEPLA LAMENTA LAS CRÍTICAS DE SINDICATOS DE TCP.

Por otro lado, el Sepla lamentó del comunicado emitido por parte de los sindicatos de tripulantes de cabina (TCP) Sitcpla, CTA, UGT y CCOO en Iberia, en el que cargan contra el sindicato de pilotos al que acusan de la externalización de Express al ser "incapaz" o "no haber tenido voluntad" de alcanzar acuerdos análogos a los que lograron los TCP con el fin de incentivar la creación de la filial como la flota de entrada en la compañía.

"Si la intención de estos sindicatos es culparnos de un ERE, una vez que se hubieran llevado el 40% de la flota actual y el 50% de la producción, no es más que hacer de voceros de una dirección de empresa que se ha empeñado en desmantelar Iberia para entregarla a Bristish Airways", señaló.

Al respecto, lamentaron que se cuestionen las acciones sindicales ejercidas legítimamente no solo por otros colectivos de la empresa como los pilotos, sino las suyas propias, ya que el grupo mayoritario que representa a los TCP, el sindicato Stavla, se sumó a los paros anteriores de los pilotos y está a la espera de ser incluidos en futuras negociaciones.

"¿Por que este fracción de la representación sindical de TCP creen que retirando 40 aviones de la cadena de producción de Iberia se pueden mantener unas garantías de empleo que ya antes de la última reforma laboral era papel mojado", se pregunta el Sepla.

Finalmente, aseguró que el sindicato ha intentado "hasta el límite de lo razonable" una negociación con la dirección de Iberia, siempre basada en "abaratar y hacer rentable la operación de los vuelos domésticos y europeos de la compañía". "La realidad es que no se trata de un problema de costes. El objetivo es otro convertir a Iberia, a la T4 y a España, en general, en una sucursal de bajo coste de British Airways", concluyó.

Europa Press Comunicados Empresas