Actualizado 16/06/2007 13:23 CET

Economía/Macro.- Economía ordena retirar un 'stock' de monedas de 0,50 euros por exceso de unidades en circulación

MADRID, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Economía y Hacienda ha ordenado la retirada y posterior desmonetización y destrucción de un 'stock' de monedas de 0,50 euros depositadas en el Banco de España, al estimar que existen demasiadas monedas de este valor circulando en el mercado en función de su demanda.

Esta medida de retirada no afecta a las monedas de 50 céntimos de euro que están en manos del público, "que mantendrán plenamente su poder liberatorio".

Las monedas que dejarán de circular forman parte de las primeras unidades de este valor que Economía ordenó acuñar en virtud de una orden de marzo 1999 con motivo de la introducción de la nueva moneda europea.

Así consta en una Orden dictada por el Departamento que dirige Pedro Solbes, ante la "gran cantidad" de monedas de 50 céntimos de euro de valor facial que desde su emisión en 1999 se han venido acumulando en el Banco de España.

"Las variaciones en los hábitos de utilización de las monedas de 50 céntimos de euro han determinado la inadecuación de la oferta existente a la demanda y su consiguiente acumulación en el Banco de España, haciendo aconsejable la reducción en el 'stock' de las mismas", según indica la Orden de Economía, publicada hoy en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Por ello, este Departamento ordena retirar de la circulación y dejar sin poder liberatorio las monedas de 0,50 euros, acuñadas a partir de la citada orden de marzo de 1999 que se encontrasen depositadas en el Banco de España al cierre del pasado año.

El Banco de España es la institución que gestiona, por cuenta del Tesoro, un depósito de monedas cuyo origen se encuentra en los suministros de las piezas acuñadas por la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT)-Real Casa de la Moneda, y en las transacciones que diariamente efectúa, motivadas por las necesidades de los agentes económicos.

Una vez se retiren estas monedas, la FNMT se encargará de su desmonetización, mediante su destrucción o fundición. Posteriormente, podrá vender el material resultante o reutilizarlo en el proceso productivo de sus sucesivas acuñaciones de monedas de curso legal, estando obligada a abonar al Tesoro Público el valor de mercado de dicho material en cualquiera de los casos.

Europa Press Comunicados Empresas