Economía/Motor.- (Ampliación) Seat registró unas pérdidas de 187 millones en 2009 por la caída del mercado español

Actualizado 24/03/2010 15:23:16 CET

BARCELONA, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

Seat registró unas pérdidas de 187 millones de euros en 2009, arrastrada por la caída de las ventas en el mercado español (-16,6%), que llevaron a la filial de Volkswagen a los 'números rojos' tras haber cerrado el ejercicio anterior con un beneficio de 44 millones de euros, según presentó hoy en rueda de prensa la compañía que preside James Muir.

La compañía entregó el pasado año 337.000 vehículos en todo el mundo, un 8,5% menos, por lo que su facturación cayó un 15%, hasta los 4.101 millones de euros y el resultado de explotación arrojó unas pérdidas de 391 millones. Esta caída de las ventas fue especialmente importante en el mercado español, del que proceden el 34% de sus ingresos.

A pesar de estos resultados, la compañía destacó el beneficio bruto de la filial, que alcanzó los 16 millones de euros, derivado directamente de su actividad de producción de vehículos, y destacó el fuerte incremento de mercados europeos como Alemania, que compensaron en parte el comportamiento de las ventas en España.

Muir apuntó a que, tras haber pasado "el peor año de la crisis", Seat debe centrar sus esfuerzos de los próximos tres años, que serán "críticos", en lograr el principal objetivo de la marca: llevar la planta de Martorell hasta el máximo de sus capacidades y producir 500.000 vehículos. "Si no llenas la fábrica, no haces dinero en este negocio", sentenció el presidente, que añadió que los beneficios no llegarán todavía este año ni en 2011.

"El futuro de Seat no estará asegurado recortando los costes, sino aumentando considerablemente los ingresos", advirtió el responsable de la firma, por lo que situó como "máxima prioridad" saturar la factoría catalana -que en 2009 estuvo sólo al 60% de su capacidad-- y centrar su estrategia de crecimiento en el mercado europeo.

Para lograr estos objetivos, el presidente explicó que cuenta con los trabajadores, y confirmó que no habrá más recortes en la plantilla -después de los casi 300 despidos de mandos intermedios por bajo rendimiento en enero--. Certificó que habrá contrataciones de cara al segundo semestre en áreas no productivas y añadió que, cuando la actividad remonte, necesitará a toda la plantilla "a tiempo completo", en alusión al ERE temporal que estará vigente en la planta todavía este año.

FORTALECER LA GAMA DE PRODUCTO.

Seat sostuvo que la vía para llegar a vender 500.000 unidades pasa por trabajar intensamente en el producto y lograr que el "éxito" del modelo Ibiza (que supuso el 56% de la producción en 2009 y superó las 180.000 unidades) pueda repetirse con otros vehículos de la marca.

"Quizá hemos de crecer sobre más patas", apuntó el presidente de la filial española de Volkswagen, que recordó que del total de 510 millones de inversión en 2009, 110 fueron destinados a I+D+i, con el objetivo de tener una gama de producto "más fuerte".

En este sentido, afirmó, los próximos dos años se destinarán a preparar la ofensiva de producto para el 2012, sin renunciar a los nuevos lanzamientos, como el próximo Ibiza familiar -Ibiza ST-- que llegará al mercado antes del verano, o el nuevo Alhambra, que lo hará en octubre. Asimismo, confirmó que los trabajos para la llegada en 2011 del Audi Q3 a Martorell avanzan a buen ritmo.

Además, la marca continúa con su apuesta por lograr una gama de vehículos más 'verde' a través de su línea 'Ecomotive', y avanzó que antes de finales de este año empezará los ensayos en Barcelona y Madrid de su modelo híbrido (que combina motor eléctrico y de combustión) 'León Twin Drive'.

Europa Press Comunicados Empresas