Actualizado 16/03/2009 20:12 CET

Economía/Motor.- La plantilla de Seat vota el miércoles la propuesta de UGT para adjudicarse el Q3, sin apoyo de CC.OO.

BARCELONA, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

La plantilla de Seat votará finalmente el miércoles en referéndum si acepta o no la propuesta sobre las condiciones laborales planteada por UGT de Cataluña para que la fábrica de Martorell (Barcelona) se adjudique la fabricación del Audi Q3, un documento al que, finalmente, CC.OO. no se sumó.

Tras la reunión del comité intercentros, Seat comunicó a los sindicatos que no aceptaba una modificación en la redacción del texto que proponía CC.OO., por lo que el sindicato se negó a respaldar la propuesta del sindicato mayoritario (UGT), informó a Europa Press el presidente del comité, Matías Carnero.

Así, los cerca de 11.000 trabajadores de la plantilla deberán expresar si aceptan o no la propuesta de UGT, la única que ha sido aceptada por Seat, y que tiene como ejes principales una congelación salarial en 2009, una subida del 50% del IPC previsto en 2010 y recuperación a partir de 2011, cuando propone una paga no consolidada mínima de 200 euros.

El responsable de CC.OO. de Cataluña en Seat, Manolo Gálvez, explicó a Europa Press que el acuerdo no fue posible porque el sindicato mantuvo su petición de que la recuperación del poder adquisitivo de los salarios quede reflejada en las tablas salariales en 2011, es decir, que esta paga se consolide, algo a lo que "UGT y la empresa se negaron".

La propuesta de UGT obtuvo 21 votos a favor en la reunión del comité intercentros de hoy frente a los 8 votos obtenidos por CC.OO., por lo que la pregunta a la que los trabajadores dirán 'sí' o 'no' será si aceptan la propuesta que UGT planteó la semana pasada al consorcio Volkswagen.

La votación empezará mañana en algunos centros de recambios de Seat, aunque en la fábrica de Martorell (Barcelona) --donde está el grueso de la plantilla-- el referéndum empezará el miércoles a las 5.45 horas y se prolongará hasta las 2.30 horas del jueves.

Para Carnero, la jornada será un proceso "limpio, claro y contundente" para que los trabajadores tengan la oportunidad de expresar su parecer sobre estas cuestiones que les afectan. "Nadie podrá decir que UGT no ha hecho sus deberes sindicales", subrayó.

Europa Press Comunicados Empresas