Economía/Motor.- Porsche facturó 5.980 millones en los diez primeros meses de su año fiscal, un 0,3% más

Actualizado 26/06/2007 12:52:01 CET

STUTTGART (ALEMANIA), 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El fabricante alemán de automóviles deportivos Porsche cerró los diez primeros meses de su año fiscal 2006-2007 (agosto-mayo) con una cifra de negocio de 5.980 millones de euros, lo que supone un ligero aumento del 0,3% respecto al mismo período del ejercicio anterior.

Porsche destacó que ha mantenido un elevado nivel de ingresos pese a la interrupción de la producción del todoterreno Cayenne en noviembre de 2006 para adaptar las instalaciones a la fabricación de la nueva generación de este modelo, lanzado al mercado europeo el 24 de febrero.

Las ventas mundiales de Porsche entre agosto de 2006 y mayo de 2007 se elevaron a 79.540 unidades, cifra casi idéntica a la registrada en el mismo período del ejercicio anterior, con 31.287 unidades del 911 (+12,2%), 22.806 unidades del Boxster, un nivel ligeramente inferior, y 13.586 unidades del Cayman. Por su parte, las entregas del todoterreno Cayenne bajan un 10,7%, hasta 25.436 unidades, como consecuencia del cambio de modelo.

La producción de Porsche en los diez primeros meses de su año fiscal experimentó un pequeño descenso del 1,6%, con 83.815 unidades, de las que 32.461 unidades correspondieron al 911 (+8,5%), 28.000 unidades al Cayenne (-5,8%), 23.351 unidades al Porsche (-7,5%) y 13.287 unidades al Cayman.

PREVE AUMENTAR EL BENEFICIO "SIGNIFICATIVAMENTE"

El presidente de Porsche, Wendelin Wiedeking, avanzó que la compañía espera cerrar su año fiscal, que concluirá el próximo 31 de julio, con un beneficio antes de impuestos "significativamente superior" al registrado en el ejercicio anterior, que alcanzó 2.100 millones de euros.

La empresa, que en el primer semestre fiscal ganó 1.590 millones de euros, incluirá en sus beneficios resultados extraordinarios correspondientes a las transacciones para reforzar su participación en Volkswagen --en la que se sitúa como primer accionista con el 30,9% del capital-- y a la revalorización de los títulos del consorcio de Wolfsburg, por una suma total de 520 millones de euros.

Porsche se mostró optimista asimismo de cara al ejercicio 2007-2008, que dará comienzo el próximo 1 de agosto, gracias en parte al lanzamiento comercial del nuevo 911 Turbo Cabriolet, que hará su debut mundial el 8 de septiembre.

Europa Press Comunicados Empresas