La final de la Champions ya es más grande que la Super Bowl

Actualizado 27/05/2016 14:39:39 CET
MICHAEL REGAN

   MADRID, 27 May. (EDIZIONES) -

   La final de la Champions que se celebra este sábado es, sin duda, el mayor evento anual en el calendario de fútbol. Millones de ojos estarán pendientes del Real Madrid y del Atlético de Madrid en Milán, en un encuentro que podría tener un impacto económico de unos 80 millones de euros para la ciudad italiana y superar los 400 millones de espectadores en 200 países.

   Estos números, junto con su impacto en las redes sociales, ha hecho que la final de la Champions se haya convertido ya en el evento deportivo más importante del año, superando a la hasta ahora todopoderosa Super Bowl que se celebra en Estados Unidos.

   En Mercado Financiero hemos hablado con Daniel F. Sá, director de la escuela de negocios portuguesa IPAM y experto en marketing e impacto económico del deporte.

   - Este sábado se celebrará en Milán la final de la Champions League, que enfrentará al Real Madrid y al Atlético de Madrid. ¿Cuál es el impacto económico que tendrá en la ciudad italiana?

   En el estudio llevado a cabo por el Instituto Português de Administração de Marketing (IPAM) en 2014 se pudo comprobar que la final disputada en Lisboa entre el Real Madrid y el Atlético de Madrid atrajo a 65.000 espectadores al estadio, 70.000 visitantes. 50.000 pernoctaciones, 400.000 comidas, 50.000 desplazamientos internos, 700 auxiliares de campo y administradores, 8.000 comidas VIP, 800 policías y alrededor de 1.500 miembros de personal de apoyo.

   En este escenario, el impacto económico para Lisboa alcanzó los 46 millones de euros durante la semana en la que se disputó la final de la Champions League.

   Cada año se confirma que la Champions League cobra más importancia, generando un mayor impacto. Las audiencias en televisión están aumentando, crecen los derechos de emisión en televisión, las entradas son cada vez más caras y la inversión en publicidad también acompaña en este crecimiento.

   Por lo tanto, la final del sábado podría alcanzar un impacto económico de unos 80 millones de euros en Milán, teniendo en cuenta el alto coste de vida de esta ciudad.

   - Merchandising, entradas, alojamientos, restauración... ¿cuál es la variable que mayor impacto económico genera?

   Teniendo como referencia nuestro estudio realizado con motivo de la final de la Liga de Campeones que tuvo lugar en Lisboa en 2014, sabemos que el impacto económico total fue superior a los 410 millones de euros dividido en cinco áreas: el impacto sobre el territorio global (39%), el impacto en España y en la ciudad de origen de los dos equipos españoles que disputaron la final (38%), el impacto económico en Lisboa donde se celebró la final (11%), el impacto en el equipo ganador, Real Madrid (7%), y el impacto en el equipo que perdió la final, el Atlético de Madrid (5%).

   En cada una de las áreas, las variables más importantes son: el impacto mundial; actividades de promoción y de publicidad (39%), derechos televisivos (26%), el impacto en España; a la hora de comer y beber fuera de casa (26%), los viajes (10%), el impacto en Lisboa como ciudad elegida para albergar la final; pernoctaciones (54%), alimentos y bebidas (22%) y el impacto para los clubes deportivos involucrados; reparto de dinero de la Champions League (36%), contratos televisivos (27%) y acuerdos con patrocinios (17%).

- ¿Con qué evento mundial se puede comparar esta final de Liga de Campeones?

   Desde hace varios años, la Champions League y la Super Bowl estadounidense disputan por convertirse en el evento mundial más importante. Los números demuestran que la final de la Champions League logra números más altos que la final de fútbol americano.

   Si hiciéramos un análisis de las cifras verificadas de los espectadores de televisión 2015, observamos lo siguiente: 380 millones de espectadores vieron la final de la Liga de Campeones frente a los 114,4 millones de la Super Bowl.

   En cuanto a países, la final de fútbol fue vista en más de 200 países frente a los 180 de la final de fútbol americano. El dinero logrado por ganar la competición en la Champions League fue de 96,7 millones de euros y la Super Bowl 13,2 millones de euros.

   En redes sociales, el número total de tuits durante la final de la Champions League fue de 8,4 millones y la Super Bowl registró 28,4 millones de tuits.

   El número de seguidores en Twitter de las cuentas oficiales de la UEFA Champions League fue de 25,2 millones frente a los 2,22 millones de seguidores en la cuenta de la Super Bowl. En Facebook, la Champions League tuvo 101,2 millones de likes frente a los 9,62 millones de la final americana.

   La verdad es que la Liga de Campeones de fútbol consigue un mayor impacto a nivel mundial que la Super Bowl debido a que esta continúa teniendo dificultades para penetrar en varios países, principalmente en Europa.

   - Del impacto económico de un partido como éste, ¿cuánto repercutirá en España (entradas, preparación de viaje ...)?

   Estimamos que, en una final que involucra a dos equipos españoles, el impacto de la final de la Champions League de este año puede llegar al 40% en España.

   Entre los seguidores de ambos clubes, se estima una cifra cercana a los 50.000 españoles que viajarán a Milán. La inversión publicitaria aumentó en televisión, radio, prensa e internet y también han aumentado las apuestas online y el número de ejemplares de periódicos vendidos.

   Adicionalmente, el consumo en el hogar y en la restauración también asumen un papel importante debido al partido, además de las actividades festivas organizadas después de la final.

- ¿Cómo impacta una final de Liga de Campeones en patrocinadores de la competición como Pepsi, Heineken, Nissan o Lays?

   Los patrocinadores son cada vez más importantes en el deporte y en las grandes competiciones. Las cifras derivadas de este tipo de patrocinios aumentan año tras año lo que significa que, marcas como Pepsi, Heineken o Nissan estén dispuestos a invertir más porque están recibiendo el retorno que quieren.

   Las marcas que invierten en este tipo de competiciones lo hacen por dos razones: para mejorar su visibilidad y notoriedad y para asociarse con los momentos de pasión y la conexión emocional de los consumidores de fútbol.

- La final de Milán también medirá a Adidas (Real Madrid) y Nike (Atlético de Madrid), ¿cuál será la más beneficiada y saldrá más reforzada de este duelo?

   Adidas y Nike ya han ganado la final de la Champions League aunque sus equipos no ganen el trofeo el sábado. Los acuerdos entre estas empresas y los clubes de fútbol son por lo general a largo plazo, para que a lo largo de los años la marca puede tener más tiempo para conseguir resultados financieros positivos en sus inversiones.

   Naturalmente, la marca del equipo vencedor de la final de la Champions League saldrá más reforzado ya que obtendrá más ingresos en ventas de merchandising los días posteriores, con los aficionados en un estado de euforia, predispuestos a gastar más dinero en sus clubes.

   También es importante subrayar que, por lo general, existen premios en los contratos de patrocinio lo que significa que la marca del club ganador pagará una prima financiera al club por ganar la final de la Champions League.

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas