Publicado 22/09/2022 14:02

La gran distribución pide aliviar la fiscalidad de los hogares, con rebajas puntuales de IVA y deflactación del IRPF

Archivo - Gente comprando en un supermercado con la cesta de la compra
Archivo - Gente comprando en un supermercado con la cesta de la compra - NIELSENIQ - Archivo

Cree que es una "apuesta de alto riesgo" la "tentación de convertir al empresario en un chivo expiatorio de los males económicos"

MADRID, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged), que engloba a enseñas como El Corte Inglés, Carrefour o Ikea, entre otras, ha reclamado evitar nuevos impuestos para las empresas y rebajar las cargas fiscales a los hogares, con medidas como la deflactación del IRPF o rebajas puntuales del IVA.

"Medidas como deflactar la tarifa del IRPF o las rebajas puntuales del IVA pueden mitigar el impacto de la inflación en la renta de los hogares y, en consecuencia, dinamizar el consumo y el empleo. Es lo que, con buen criterio, ha hecho el Gobierno finalmente con el gas", ha señalado su presidente, Alfonso Merry del Val.

El directivo ha solicitado para la distribución un marco similar al de la industria electrointensiva, para acceder en mejores condiciones a la energía, así como evitar nuevos impuestos a las empresas, en particular los que "encarecen la producción de bienes básicos, como los alimentos".

"Hoy, a la doble transformación digital y sostenible que vive nuestro sector se le ha sumado una gravísima crisis energética y su consecuente espiral de costes. La inflación es el peor enemigo de la sociedad, también de la distribución, porque depreda los márgenes empresariales y recorta la renta y el consumo de los hogares", ha subrayado durante la clausura de la asamblea anual de Anged.

"NADIE SACA RÉDITO CON LA INFLACIÓN"

"Frente a relatos conspiratorios y el populismo, conviene ser muy claros en este asunto: Nadie saca rédito con la inflación. Destruye riqueza y perjudica gravemente la competitividad de las empresas y nos hace más pobres y vulnerables en un momento crítico para nuestra economía", ha añadido.

En su opinión, la recuperación de cualquier economía pasa por disponer de un sector empresarial "dinámico" y de un entorno normativo "seguro y estable" para las empresas, que, en definitiva, "son las que crean riqueza".

"La tentación populista de convertir al empresario en un chivo expiatorio de los males de la economía o en un comodín del que seguir extrayendo recursos es una apuesta de alto riesgo. Vamos por un camino muy peligroso si convertimos España en un país hostil para la inversión y el emprendimiento. Nos puede llevar a un estancamiento secular del PIB, con un reparto menguante de la riqueza", ha advertido.

TOPAR LOS PRECIOS, PROPUESTA "INAPLICABLE"

Durante su discurso, el presidente de Anged ha señalado que en los últimos días se ha escuchado "con enorme asombro" un diagnóstico "totalmente falso" de la distribución alimentaria, con una propuesta "inaplicable" de poner tope a los precios costa de los "estrechísimos" márgenes de las empresas y que ha calificado de "ocurrencia".

"La realidad es que la distribución es un sector responsable y eficiente: las empresas ya llevan meses realizando enormes esfuerzos para contener la escalada de costes que sufre toda la cadena agroalimentaria", ha subrayado.

De hecho, según ha señalado, la variación media del IPC de alimentos en los últimos doce meses ha sido del 6,5%, es decir, casi siete décimas inferior al crecimiento del IPC general.

"Por tanto, la propia dinámica competitiva del sector, como recuerda la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia), ya genera incentivos para reducir márgenes y ajustar los precios", ha afirmado.

Asimismo, Merry del Val ha destacado la capacidad del sector para superar las adversidades recientes y ha subrayado que las empresas de Anged han recuperado el nivel de empleo 2019, han invertido 1.500 millones de euros en dos años de pandemia y han generado 4.000 millones de euros anuales de ingresos fiscales para el Estado y 6.750 millones al año en salarios y cotizaciones.

"Un entorno normativo seguro y estable es fundamental para superar los obstáculos. Sin embargo, en medio de una crisis energética, algunas políticas de las administraciones están acelerando la espiral de costes", ha señalado.

REFORMAS PARA IMPULSAR SU COMPETITIVIDAD

En este escenario de incrementos "absolutamente desproporcionados" de costes para las empresas y la "consiguiente espiral inflacionista", el presidente de Anged ha propuesto una "profunda revisión de normas vigentes y previstas que representen un incremento de los costes empresariales".

Según ha señalado, en el último año se han impulsado 32 nuevas normas y cargas regulatorias para el comercio.

"Sin entrar a valorar el fondo o la conveniencia de todas estas medidas, lo cierto es que no son neutras, añaden costes muy importantes, que hacen imposible frenar la escalada general de precios impulsada por la energía", ha señalado, quien ha reclamado además preservar la unidad de mercado.

Merry del Val ha considerado que se deben crear incentivos a la modernización de las empresas, frente a enfoques sancionadores, e impulsar la flexibilidad "imprescindible" para adaptar los modelos de negocio a una coyuntura "muy difícil".

"Echo en falta una mayor sensibilidad por parte de los responsables públicos hacia la dura realidad que están viviendo las empresas. Tenemos que evitar debates estériles y medidas oportunistas. El objetivo prioritario de la política económica debería girar en torno a las reformas estructurales que ayuden a mejorar nuestra competitividad. En definitiva, esa es la única vía para generar más inversión, riqueza y empleo para el futuro de España", ha subrayado.

Contador
Europa Press Comunicados Empresas