OHL encadena su tercer año en 'números rojos' con pérdidas de 1.529 millones

OHL
OHL - Archivo
Actualizado 28/02/2019 12:05:34 CET

MADRID, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

OHL registró una pérdida neta de 1.529 millones de euros en 2018, lo que supone ahondar en los 'números rojos' de 12 millones de un año antes, como consecuencia de las ventas de activos, fundamentalmente de las divisiones de Concesiones y Desarrollos, y del saneamiento de su cartera de proyectos de obras internacionales.

Con este resultado, la compañía constructora participada por el Grupo Villar Mir encadena su tercer ejercicio consecutivo en pérdidas.

Los resultados de OHL se ven afectados, entre otros impactos, por el de 235 millones que se anota por los proyectos de construcción internacional fallidos, así como por 550 millones derivados de la venta de Concesiones y por 163 millones fruto de la desinversión de los proyectos de Desarrollos, como el complejo turístico de lujo mexicano de Mayakobá.

En el plano operativo, y tras reconvertirse en empresa constructora, OHL redujo un 6,9% su cifra de negocio el pasado año, hasta situarla en 2.954 millones de euros.

La compañía ha disminuido ligeramente, hasta el 73%, el porcentaje de ingresos procedentes del exterior, frente el 77,3% de un año antes. Norteamérica se mantiene como primer mercado, con un 32% de la facturación, por delante de España, que supone un 26%.

De su lado, el beneficio bruto de explotación (Ebitda) fue también negativo, por importe de 448,5 millones, afectado por el saneamiento en la cartera de construcción y efecto en los márgenes del negocio.

Como contraposición, en el ámbito financiero, y gracias a la venta de activos, la compañía que preside Juan Villar-Mir de Fuentes logró limpiar de deuda su balance de forma que al cierre de 2018 presentaba una posición de caja postiva y liquidez por 1.033 millones.

La compañía destaca esta "sólida posición financiera" en tanto aborda la etapa de "transformación y redimensionamiento" que ha emprendido tras vender el negocio de concesiones, una fase enfocada a volver a dar beneficios en el horizonte de 2020.

No obstante, el pasado año consumió caja por 429 millones, de los que 88,5 millones correspondieron a los proyectos fallidos y otros 23,8 a un contencioso con otro proyecto.

MENOR ACTIVIDAD CONSTRUCTORA.

Por el momento, en el ejercicio 2018, que se considera de transición, OHL recortó un 6,2% los ingresos de su negocio de construcción, hasta los 2.496 millones de euros.

Al cierre del ejercicio, la compañía contaba con una cartera de obras pendientes de ejecutar por valor de 5.240 millones de euros, copada al 95,6% por proyectos internacionales, un 41% en Estados Unidos.

De su lado, el negocio de construcción industrial generó ingresos por 189,9 millones, un 29,6% menos, por su decisión de salir del sector de construcción de instalaciones de petróleo y gas, y el menor ritmo de ejecución de algunos proyectos. En este caso, la cartera de obra se estima en 260 millones.

Por contra, la división de servicios es la única del grupo que crece, un 11,1%, de forma que aportó 264 millones, gracias a los contratos de limpieza y mantenimiento y de ayuda a domicilio.

Tras la venta del completo turístico de lujo Mayakobá de México, OHL ya no puede considerar como negocio la división de Desarrollos en la que también se encuadraban el proyecto Canalejas de Madrid y el que promueve en Londres que, a partir de ahora se consideran como participaciones.

OHL tienen un 50% del complejo Canalejas, el proyecto residencial, hotelero y comercial de lujo que levanta en el centro de Madrid y el 49% de una obra similar en Londres, proyectos que presentan un valor contable de 301 millones.

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas