Origen España celebra que el nuevo reglamento europeo sobre Indicaciones Geográficas aumenta su protección

Logo de Origen España
Logo de Origen España - ORIGEN ESPAÑA
Publicado: lunes, 29 abril 2024 14:05

MADRID, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

Origen España, asociación española de Denominaciones de Origen, ha celebrado el texto final del nuevo Reglamento Europeo de Indicaciones Geográficas (IIGG) para productos agrícolas, vinos y bebidas espirituosas, publicado en el DUOE el pasado martes 23 de abril y que entrará en vigor el 13 de mayo, ya que proporcionará una protección más sólida de las Denominaciones de Origen Protegidas (DOPs) e Indicaciones Geográficas Protegidas (IGPs).

En concreto, el objetivo del nuevo reglamento es ofrecer un marco legal único para las indicaciones geográficas, que protege los productos agrícolas con atributos característicos o reputación vinculados a su lugar de producción.

Esta reforma fue promovida durante la Presidencia española del Consejo de la UE y Origen España participó en reuniones de trabajo con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación para su impulso en términos positivos para las DOPs e IGPs agroalimentarias.

De esta forma, este reglamento proporcionará una protección más sólida de las indicaciones geográficas -que incluyen las DOP, IGP y ETG-, en particular en Internet, ya que por primera vez se extiende la protección no sólo al mercado 'online', sino también a los nombres de dominio de Internet.

"Con este reglamento está prohibido el uso del nombre de cualquier indicación geográfica europea ya registrada en un dominio fraudulento. En este sentido, cualquier Estado miembro de la UE puede bloquear el uso indebido de una nomenclatura. Este paso supone un avance importante porque ahorra procedimientos burocráticos y litigios innecesarios", ha asegurado el presidente de Origen España, Ángel Pacheco.

Así, esta norma ayuda a las DOPs e IGPs a protegerse del uso indebido de sus nombres y sus productos. "Nos ayuda a frenar la competencia desleal y a controlar usos fraudulentos. Además, asegura que los consumidores reciban información fiable y una garantía del origen y calidad de los productos", ha explicado.

Por otro lado, el nuevo reglamento ofrece garantías sobre el empleo de productos amparados como ingredientes en la elaboración de otros productos transformados o envasados. "Ahora, quien quiera usarlo deberá comunicarlo al Consejo Regulador que gestiona esa DOP o IGP de forma previa a su puesta en el mercado. El fabricante deberá asegurar que sólo usarán el producto certificado, indicar qué proporciones van a incluir y cómo van a usar el nombre", ha subrayado Pacheco.

En este sentido, el presidente de Origen España ha valorado positivamente el reglamento porque permite a los Consejos Reguladores conocer con exactitud qué productos hay en el mercado usando su producto, ya que asegura la trazabilidad.

Por otro lado, el reglamento establece un marco legal claro con respecto a las agrupaciones de productores y de productores reconocidas, junto con la indicación de las tareas que podrán realizar.

"Ahora, como Origen España, deberemos ser llamados para el desarrollo de cualquier iniciativa legislativa, no como entidad invitada, sino como parte interesada, lo que supone un avance relevante para poder trabajar los intereses generales de los Consejos Reguladores, y especialmente en los de los agricultores, ganaderos e industrias alimentarias que los conforman", afirma Pacheco.

Los productos amparados por las IG se caracterizan por su calidad vinculada a su origen geográfico con todos los factores que le son propios, naturales, históricos o humanos. A este respecto Pacheco destaca que las IIGG "tienen un papel principal a la hora de fijar población en los ámbitos rurales porque permite generar un tejido económico en las zonas, fomentando una riqueza ligada al mundo rural y evitando la despoblación. Por este motivo, cualquier normativa que nos ayude, es beneficiosa para el mundo rural y para preservar los pueblos", ha recordado.

El peso de las indicaciones de calidad en España España cuenta con un total de 373 DOPs e IGPs reconocidas (siendo 209 las agroalimentarias) y 34 solicitudes en trámite en la UE. España es el tercer país de la Unión Europea con mayor número, solo por detrás de Italia y Francia.

El valor económico de las producciones españolas con DOP, IGP y ETG ascendió en 2023 a los 6.678 millones de euros, suponiendo la exportación el 30%, según datos del Ministerio de Agricultura.

Leer más acerca de: