Pimentel: los controladores "tenían razón" y debían aclarar su jornada

La jornada de los controladores se reducirá
EP
Actualizado 01/03/2011 14:00:09 CET

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

El exministro de Trabajo Manuel Pimentel, que ha sido el árbitro encargado de elaborar el laudo del segundo convenio colectivo de los controladores aéreos de AENA, destacó este martes que estos trabajadores "tenían razón" en que era necesario "clarificar su jornada laboral" ya que era cierto que trabajaban más horas que en Europa aunque cobraran más.

En declaraciones a la cadena COPE recogidas por Europa Press, Pimentel destacó también que el laudo, que fue entregado el lunes a las partes, logró el reconocimiento de "la dignidad de una profesión que exige mucho no sólo psicológicamente", ya que se trata de una vida dura con muchas responsabilidades.

Por el otro lado, el laudo cumple también la necesidad de AENA de recuperar la gestión del control aéreo. "La empresa va a ganar instrumentos para una gestión eficaz", aseguró Pimentel, quien agradeció a ambas partes "la confianza" depositada en su persona.

En opinión del árbitro, el laudo es "muy razonable" y dignifica una profesión que ha sido "muy castigada" en su imagen pública por errores que se cometieron "pero también porque la gente se les echó encima", aclaró.

Pimentel destacó también que el nuevo convenio hace que los controladores sean "solidarios" con el resto de los españoles en el sentido de que, al mismo tiempo que se aumenta la edad de jubilación al conjunto de la población, se aumenta la edad de acceso a la Reserva Activa. Además, la jornada de trabajo "va a acercarse paulatinamente a la media europea".

Pimentel aseguró que en el laudo "no hay vencedores ni vencidos" y que las primeras reacciones "han sido muy prudentes por ambas partes" que ahora están analizando el contenido del mismo. "Habrá alguna patadita en la espinilla para cada parte, pero al final será una cosa razonable para todos", aseguró.

EL ARBITRAJE, UNA ALTERNATIVA DE FUTURO.

Pimentel aseguró que el éxito del laudo de los controladores abre una vía muy importante de cara a la negociación en un momento en el que se debate el futuro de los convenios colectivos.

Se trata de una herramienta "que aunque estaba contemplada por ley se ha usado muy poco", y su uso podría dar agilidad a unos procesos "que si no se eternizan".

"A partir de ahora se va a utilizar más el arbitraje", señaló convencido Pimentel, quien precisó no obstante que el laudo de los controladores es "muy singular" porque no trata ningún asunto aislado sino que el resultado es todo un convenio colectivo.

Europa Press Comunicados Empresas