Las propuestas sobre impuestos de cada partido para el 20D

Actualizado 14/12/2015 8:50:47 CET
Impuestos
EUROPA PRESS

MADRID, 14 Dic. (EDIZIONES) -

La política fiscal es clave para cualquier Gobierno y, tras la reforma de 2014, este tema seguirá protagonizando debates en la próxima legislatura. Esto proponen los partidos:

IRPF

El PP se compromete a reducir en dos puntos los tipos máximo y mínimo del IRPF y a eximir de pago durante un año a los nuevos contratos indefinidos, los temporales que se conviertan en indefinidos y a quienes prolonguen su vida laboral en vez de jubilarse.

Igualmente, aumentará la cantidad deducible por aportaciones a planes de pensiones colectivos y permitirá que los rendimientos de los planes de pensiones tributen como ahorro cuando se rescaten después de más de diez años.

Los socialistas, por su parte, reformarán de forma íntegra este tributo para incluir en él el patrimonio y no sólo las rentas, aunque su programa no aporta detalles, que deben acordarse en el futuro Parlamento.

Ciudadanos presenta una completa propuesta que pasa por reducir de cinco a cuatro los tramos con tipos marginales más bajos (18,40% hasta 22.100 euros y 43,5% a partir de 17.338 euros), lo que supondrá una rebaja media del 3% para todos los contribuyentes. Los mínimos personales y familiares se mantendrán, salvo los del tercer hijo, que se elevará a 4.560 euros, y los del cuarto o siguientes, que sube a 5.690 euros.

También reformulará la reducción por rendimientos del trabajo para que afecte sólo a las rentas inferiores a 22.000 euros, e introducirá un complemento salarial garantizado si el resultado es negativo.

En cuanto a Podemos, quiere ampliar los tramos y tipos aplicables a las rentas de más de 60.000 euros anuales hasta llegar al 55% para las de más de 300.000 euros. También eliminará deducciones regresivas y avanzará hacia una tarifa única para rentas del trabajo y del ahorro.

Unidad Popular (IU), por su parte, pretende "profundizar en la progresividad fiscal" e igualar la tributación de las rentas del trabajo y del capital. Mientras que UPYD abordará una reforma fiscal "profunda" centrada en el capital y la riqueza, ampliando bases y revisando conjuntamente IRPF y Patrimonio.

IMPUESTO DE SOCIEDADES

En materia del Impuesto de Sociedades, el programa del PP no precisa gran cosa, aunque la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría sí ha avanzado que se revisará para fomentar el crecimiento de las pymes y los autónomos.

El PSOE, por su parte, prevé un cambio en profundidad de este gravamen, revisando exenciones y bonificaciones y estableciendo desde un primer momento un tipo mínimo del 15% sobre el resultado contable.

La formación naranja se compromete a un tipo único del 20% para todas las empresas, incluidas las pequeñas, y a eliminar "la práctica totalidad" de los beneficios fiscales, sobre todo la deducibilidad de los gastos financieros que financien activos que generen ingresos exentos y todas las deducciones de intereses por encima del millón de euros. Asimismo, revisará las deducciones del gasto en I+D+i.

Podemos, por su parte, eliminará la mayoría de las deducciones (precios de transferencia, gastos financieros...) y fijará un mínimo para las grandes empresas y dos tipos diferenciados para los beneficios distribuidos (30%) y para los reinvertidos (25%), respectivamente.

También IU planea reducir al máximo las deducciones y elevar el tipo real a las grandes empresas, aunque no precisa más; mientras UPYD no menciona este gravamen en su programa electoral.

Tanto la formación morada como Unidad Popular y el PSOE se comprometen por otra parte a poner en marcha un Impuesto sobre las Transacciones Financieras. Podemos, además quiere una figura "de solidaridad" transitoria para gravar durante una legislatura los beneficios de las entidades financieras para ir recuperando el dinero del rescate.

IVA

Ni el PP ni el PSOE hacen referencia al IVA en sus compromisos electorales, aunque los socialistas se han comprometido públicamente a bajar el IVA cultural al 10% de forma inmediata y a reclamar en Bruselas un tipo armonizado del 5% en toda la UE.

Ciudadanos es la formación que da más detalles sobre sus planes para este impuesto, que incluyen reducir a dos los tipos: Uno general del 18% y uno reducido del 7%, que incluiría todos los bienes de primera necesidad actualmente en el superreducido, más los productos culturales y la hostelería. La sanidad, la educación y los demás bienes actualmente exentos mantendrán esa condición.

Por contra, Podemos pretende aumentar los alimentos y bebidas no alcohólicas sujetos a tipo superreducido (4%), aplicar el reducido (10%) a calefacción, gas y luz; y reducir el tipo para productos de "gran interés social" como cultura o artículos escolares. Para compensar, habría un nuevo tipo del 25% sobre productos de lujo.

En cuanto a IU, quiere una "estructura progresiva de tipos del IVA tendente a su reducción" y reclasificará los productos y servicios de cada tipo, aumentando al 25% el gravamen sobre bienes suntuarios y reduciéndolo para bienes de primera necesidad o culturales. También UPYD aboga por ordenar "adecuadamente" los bienes y servicios de cada tipo y por revertir la subida "arbitraria" del IVA cultural.

PATRIMONIO Y SUCESIONES

En relación con Patrimonio y Sociedades, el PSOE quiere un mínimo común hasta que se elabora la reforma fiscal. Podemos, por su parte, limitará el mínimo exento en Patrimonio a 400.000 euros, dejando fuera a la primera vivienda por valor de hasta 300.000 euros, y revisará exenciones y deducciones en ambos tributos, así como el patrimonio previo de los herederos para evitar que se renuncie a herencias por situaciones de pobreza.

En la misma línea, Ciudadanos aboga por armonizar Sucesiones, reducir tipos --entre el 4% y el 10% a fijar por las comunidades-- y ampliar exenciones, incluyendo la primera vivienda, la empresa familiar y un millón de euros por hijo. Patrimonio debería ser fundamentalmente un impuesto censal con tipos inferiores a los actuales y limitando las exenciones a un máximo de 5 millones.

Unidad Popular hará un impuesto extraordinario sobre el incremento de riqueza que se haya producido entre 2010 y 2015, y sustituirá Patrimonio por un nuevo Impuesto sobre la Riqueza con las mismas exenciones pero tipos más altos. UPYD desincentivará los patrimonios en el exterior excluyéndolos de bonificaciones en Sucesiones y armonizará a nivel nacional este gravamen.

El PP no menciona estos tributos y sólo se compromete a modificar el régimen de las Sicav para computar como participante sólo a quien tenga más del 0,55%. Estas sociedades también son objeto de cambio por otras formaciones como PSOE o Podemos, que coinciden al pedir controles de los socios reales y máximos de permanencia de las plusvalías, de porcentaje por inversión y de aportación; o IU, que aboga por suprimirlas.

IMPUESTOS VERDES

Finalmente, los socialistas centran gran parte de su reforma en la creación de impuestos sobre las emisiones de CO2, los óxidos nitrosos, las emisiones de vehículos de motor, los residuos industriales y peligrosos, y los envases y bolsas. Y se compromete a reformar los tributos de Hidrocarburos, Electricidad y Vertidos para hacerlos verdes.

Ciudadanos, por su parte, sustituirá los impuestos de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) y de Determinados Medios de Transportes por uno medioambiental armonizado en función de las emisiones de CO2. Mientras, el PP sólo habla de reducir el Impuesto de Electricidad, eximiendo de su pago por ejemplo a las nuevas instalaciones de renovables sin subvención.

Igualmente, Podemos reformará las exenciones de Hidrocarburos y Carbón, eximirá a las instalaciones de renovables de menos de 100kw de pagar el Impuesto de Electricidad, igualará los tipos para diésel y gasolina, aplicará el IVTM en función de las características contaminantes y estudiará posibles tasas por usar infraestructuras de transporte e impuestos de congestión en ciertas ciudades.

Europa Press Comunicados Empresas