La reindustrialización y el aumento de la competitividad, claves para la autonomía estratégica

El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares
El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares - ESÚS HELLÍN / EUROPA PRESS
Actualizado: jueves, 16 mayo 2024 17:41

MADRID, 16 May. (EUROPA PRESS) -

La reindustrialización y el aumento de la competitividad son claves para avanzar hacia la autonomía estratégica de Europa, que debe superar las fragilidades que han aflorado con las crisis y conflictos de la actual era geoeconómica, como una excesiva dependencia energética del exterior o problemas en las cadenas de suministro.

Así se ha puesto de manifiesto en el nuevo episodio del podcast de Generación de Oportunidades, una plataforma impulsada por Europa Press en colaboración con McKinsey & Company, en el que se ha reflexionado sobre la competitividad y la seguridad en entornos estratégicos.

Para este episodio, se ha contado con el análisis y las opiniones del ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares; el socio sénior de McKinsey, Tomás Calleja; el presidente de Correos, Pedro Saura; el consejero delegado de Enagás, Arturo Gonzalo; y el presidente de Indra, Marc Murtra, que se han referido tanto al contexto europeo como al español.

Desde el punto de vista del ministro de Exteriores, promover la autonomía estratégica de Europa requiere apoyar con fondos europeos a los sectores industriales más importantes, "con un volumen financiero acorde a lo que necesite Europa" para alcanzar esa autonomía estratégica y para que las empresas europeas puedan competir en el exterior.

Albares considera que la autonomía estratégica se logrará mediante la reindustrialización de Europa y el aumento de la competitividad de sus empresas, y ha aclarado que la autonomía estratégica por la que apuesta el Gobierno de España es "abierta".

"Una parte de nuestra producción en cosas básicas", como la alimentación, la sanidad o la energía, "tiene que estar en nuestras manos", pero "nadie piensa en una Europa cerrada" donde "nosotros lo producimos todo", ha expuesto el ministro, que ha defendido que Europa siga recibiendo inversión extranjera de la misma forma que sus empresas acuden al exterior.

En particular, Albares ve necesario avanzar hacia un auténtico mercado único energético, lograr una mayor integración de la industria de defensa y apostar por la ciberseguridad y la transición digital.

En relación con el proceso de reindustrialización, que McKinsey vincula a un necesario aumento de la productividad, Tomás Calleja ha destacado la importancia de reforzar tanto la competitividad de las empresas europeas, que se están "quedando atrás" respecto a las estadounidenses, como la seguridad de las cadenas de suministro, especialmente en lo que se refiere a la energía y a las materias primas más críticas para la economía.

Uno de los sectores clave es el de la energía, donde desarrolla su actividad Enagás.

Su consejero delegado, Arturo Gonzalo, ha afirmado que "España ha jugado un papel clave en este empeño de asegurar a Europa fuentes diversificadas y seguras de energía", algo que, según ha asegurado, sigue haciendo a día de hoy.

Además, ha destacado la importancia de la transición energética y la descarbonización para hacer frente al calentamiento global y ha remarcado la fortaleza de España, tanto en electricidad renovable como en hidrógeno verde.

En concreto, ha señalado que tres de los siete proyectos que ha seleccionado el Banco Europeo del Hidrógeno son españoles.

En el área de la defensa y la seguridad, el presidente de Indra, Marc Murtra, ha afirmado que la autonomía estratégica de Europa y de España pasa por mejorar la capacitación tecnológica e industrial.

Para ello, ha apostado por mayor financiación, así como por aumentar el tamaño de las empresas, asumir más riesgos y tener mayor ambición estratégica.

"¿Cuánto vale la paz social desde el punto de vista de la eficiencia económica y desde el punto de vista de la solidez de la democracia?", se ha preguntado el presidente de Correos, Pedro Saura, quien ha señalado la importancia de la logística para la autonomía estratégica, al tiempo que ha hecho hincapié en la cohesión social y en la solidez interna de la Unión Europea.

A su juicio, el nuevo orden económico y social pasa por una combinación adecuada entre sector público, Estado y mercado.

Además, ha considerado que la cohesión social tiene efectos positivos sobre la competitividad y la solidez de la democracia.

POTENCIALIDADES DE ESPAÑA

Por otra parte, el socio sénior de McKinsey ha citado varias tareas que debe abordar Europa.

Se trata de incrementar la inversión corporativa, sobre todo en innovación; aumentar el tamaño de las empresas; tener un auténtico mercado único; impulsar la reindustrialización y adoptar una regulación que favorezca la competitividad.

Desde el sector de la defensa, Murtra ha apuntado al inicio de un nuevo ciclo con grandes oportunidades en relación con el desarrollo tecnológico y con los macroprogramas europeos.

Por su parte, el consejero delegado de Enagás ha remarcado la importancia que tendrá el hidrógeno verde, un ámbito en el que España, ha dicho, está bien posicionado.

"España lo tiene todo para ser un gran proveedor de electricidad renovable y de hidrógeno verde", ha señalado.

El presidente de Correos ha destacado algunas otras potencialidades que, a su juicio, tiene España, como su localización geográfica y su modelo de crecimiento que combina competitividad con cohesión social y sostenibilidad.

Además, ha señalado que una financiación adecuada, la colaboración público-privada y la seguridad del suministro físico de bienes y servicios puede ayudar a la autonomía estratégica.

Para cerrar, Albares ha coincidido en ser optimista sobre el futuro de España.

En su opinión, las empresas están "extraordinariamente situadas" en los sectores por donde pasa el futuro de Europa; por su posición geográfica "envidiable" y por su carácter "europeísta".

 

Contador