Actualizado 29/08/2012 01:29 CET

Ruiz-Mateos, detenido y trasladado a la Jefatura Superior de Policía de Palma

Ruiz-Mateos
EUROPA PRESS

- El empresario responsabiliza a la jueza de posibles daños en su salud

MADRID, 28 Ago. (OTR/PRESS) -

José María Ruiz-Mateos ha llegado sobre las 18.00 horas en un coche policial a la Jefatura Superior de Policía de Palma, donde pasará esta noche en los calabozos a la espera de pasar este miércoles sobre las 09.00 horas a disposición de la jueza de refuerzo del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, María Pascual, a la que el empresario "responsabiliza jurídicamente" junto a la policía de las "adversidades" que deriven de la demora de este traslado.

De esta forma, el fundador de Nueva Rumasa ha sido trasladado a la capital balear, después de que sobre las 10.00 horas de este martes fuera detenido en su domicilio de Somosaguas por orden de la jueza y, posteriormente, ha sido trasladado a la comisaría de Pozuelo de Alarcón.

Esta detención se registra después de que la jueza María Pascual ordenara este lunes la "búsqueda y detención inmediata" del Ruiz-Mateos y su puesta a disposición en este Juzgado en horas de audiencia.

La jueza emitió esta orden después de que el empresario jerezano no compareciera el pasado jueves en la causa que tramita este juzgado por un supuesto delito de estafa de 13,9 millones de euros en la compraventa de un hotel de Mallorca.

El portavoz de la familia Ruiz-Mateos, Ignacio Fernández Candela, explicó el pasado lunes a los medios de comunicación que el empresario se encontraba "tranquilo" en su casa de Somosaguas esperando a la Policía.

De este modo, Ruiz-Mateos, quien a su llegada a Palma ha hecho el símbolo de la victoria a los medios de comunicación congregados frente a la comisaría de la Policía Nacional, pasará este miércoles a las 09.00 horas a disposición judicial.

EL EMPRESARIO RESPONSABILIZA A LA JUEZA DE LAS "ADVERSIDADES"

Este martes, tras ser finalmente detenido, Ruiz-Mateos ha responsabilizado "jurídicamente" a la magistrada y a la Policía de las "adversidades" que deriven de la demora de este traslado.

"Se responsabiliza jurídicamente a la jueza y a la Policía de las adversidades derivadas de la demora, habida cuenta del antecedente de daños en su salud que Ruiz-Mateos tuvo que soportar en pasada fecha reciente", señaló el portavoz del empresario en un comunicado.

En el auto mediante el que se ordenaba por primera vez su privación de libertad, la jueza ya le apercibió de "no reírse de la Administración de Justicia" haciéndose valer de su avanzada edad y "presunto" mal estado de salud.

Y es que de las varias veces en que ha sido emplazado a comparecer, tan sólo ha hecho acto de presencia en dos de ellas y lo hizo para acogerse a su derecho de no declarar.

"No es de recibo que se pretenda eludir una obligación legal amparándose en unos supuestos daños físicos y psicológicos que a día de hoy no han quedado demostrados", llegaba a incidir la jueza en el auto en el que ordenaba la búsqueda y detención del jerezano, después de que éste no compareciese la última vez que fue citado por ella alegando la fractura del cuarto dedo del pie derecho.

Todo ello en el marco de un procedimiento judicial cuya tramitación no quiere la magistrada que Ruiz-Mateos obstaculice "sin justificación para ello", y que fue iniciada a raíz de la querella presentada el pasado año por la sociedad Inversiones Grupo Miralles (IGM) como consecuencia de la presunta estafa en la compraventa del hotel Eurocalas. Posteriormente, la denuncia fue ampliada al atisbar indicios de que la mercantil que avaló la operación incurrió en un delito de alzamiento de bienes para evitar posibles embargos.

IMPUTADO EN TRES CAUSAS POR ESTAFA EN BALEARES

Sin embargo, esta causa es tan sólo de uno de los tres procesos judiciales en los que el empresario jerezano está siendo investigado en Baleares.

Así, en el Juzgado de Instrucción número 5 de Palma está siendo investigado por otro delito de presunta estafa por valor de unos 12 millones de euros en la compra de la totalidad de las acciones de la sociedad Hoteles Costa Oriental a la familia Hoz.

Mientras tanto, el jerezano y sus seis hijos también están encausados en una causa centrada en una supuesta estafa de 7,3 millones de euros a Inversiones Insulares Radó.

Se trata de un caso que se encuentra en manos del titular del Juzgado de Instrucción número 9 de Palma, Enrique Morell, quien también acordó la retirada de su pasaporte y la obligación de comparecer periódicamente 'apud acta' en dependencias judiciales.