Actualizado 21/05/2007 14:12 CET

Trabajadores de Tussam de Sevilla niegan que los detenidos protagonizaran actos violentos ni que hubiera preacuerdo

SEVILLA, 21 May. (EUROPA PRESS) -

Trabajadores de la empresa municipal del transportes de Sevilla (Tussam) negaron hoy que los ocho detenidos esta mañana a las puertas de las cocheras en la primera jornada de huelga protagonizaran actos violentos ni que hubiera preacuerdo, como aseguró hoy el vicepresidente de la empresa, Guillermo Gutiérrez.

Según explicó a Europa Press el delegado sindical de UGT Tussam, Emilio Cubero, a las puertas de las instalaciones de la empresa municipal "no se produjo absolutamente ningún altercado, todo lo contrario", pese a que "mandaron a toda la Policía de Sevilla", y aseguró que los detenidos "se dirigían a sus vehículos a coger los paraguas porque empezó a llover".

"Al parecer tenían orden de detenernos si nos dispersábamos", afirmó Cubero, quien garantizó que "aquí no se han tirado piedras, los autobuses venían con las lunas rotas de la ciudad, no es culpa de los trabajadores de Tussam que no haya seguridad en Sevilla".

Además, cifró entre 500 y 300 personas el número de personas congregadas a lo largo de la jornada a las puertas de las instalaciones de Tussam al final de la Avenida de Andalucía, donde el delegado sindical de UGT insistió en que todo se desarrolló "con absoluta normalidad".

Por su parte, el representante sindical de CGT, Manuel Gil, calificó de "una falacia más" la afirmación de Guillermo Gutiérrez, quien aludió hoy a la existencia de un preacuerdo incumplido por parte de los trabajadores.

Así, reiteró que "no hay absolutamente nada, no hubo preacuerdo encima de la mesa, están intentado tergiversar el objeto del conflicto" y añadió que las propuestas planteadas por parte de la empresa municipal en la reunión de ayer "incumplían el convenio colectivo".

En cuanto a los detenidos, Gil exigió que "si hay una acusación contra ellos pasen a disposición judicial en lugar de retenerlos en dependencias policiales" y aclaró que "tendrán que demostrar" los daños a autobuses de los que les acusan.

Europa Press Comunicados Empresas