Actualizado 21/05/2007 14:08 CET

Varias decenas de autobuses vandalizados y nueve detenidos, balance de las primeras horas de huelga de Tussam,en Sevilla

El comité de huelga rompe las negociaciones tras rechazar en el día de ayer una oferta para arreglar la situación de otros trabajadores

SEVILLA, 21 May. (EUROPA PRESS) -

Los trabajadores adscritos a la empresa municipal de transportes de Sevilla (Tussam) comenzaron desde primeras horas de la mañana de hoy la huelga convocada hasta el próximo 27 de mayo, en base a la subrogación de once trabajadores despedidos de la empresa Los Amarillos y asumidos por la empresa pública, y que en sus primeros compases se ha saldado con el retorno a cocheras de unos 80 autobuses apedreados --algunos de ellos con las ruedas pinchadas-- y la detención de nueve trabajadores de Tussam que participaban en estos actos.

Los detenidos, ocho de ellos por la Policía Nacional y uno de ellos por la Local, estaban afiliados en todos los casos a alguno de los sindicatos convocantes de la huelga (ASC, CGT y la sección sindical de UGT en Tussam), según informó en rueda de prensa el vicepresidente de Tussam, Guillermo Gutiérrez.

Gutiérrez desveló que la empresa ha estado durante la totalidad del fin de semana inmersa en negociaciones con los empleados, con el fin de evitar el comienzo de una movilización general que, finalmente, ha acabado por producirse, a pesar de intentarlo hasta "las doce menos un minuto" de ayer.

De hecho, el vicepresidente de la empresa pública dijo que a las 18.00 horas de ayer sí que se logró un preacuerdo con la interlocución del presidente del Comité de Empresa, Antonio Núñez, adscrito al sindicato ASC. No obstante, el comité de huelga no respaldó su decisión, y aunque Tussam se manifiesta abierta al diálogo, Gutiérrez reiteró que "nunca" aceptarán el despido de los trabajadores, condición 'sine qua non' impuesta por los trabajadores, que han roto unilateralmente las negociaciones.

Entre las alternativas ofrecidas por Tussam a los conductores, destaca la resolución del problema de unos 40 trabajadores de la empresa, "eventuales y que no han pasado las pruebas", así como la convocatoria de un concurso de acceso restringido para los once trabajadores subrogados. Pero "no les ha parecido interesante la oferta", lamentó Gutiérrez, que recalcó que el despido en una o dos fases --inmediato o pasando a situación de temporalidad y accediendo mediante concurso público-- era el requisito indispensable por

parte de los convocantes.

Con respecto a la huelga, el vicepresidente de Tussam rechazó que haya habido alguna zona de la capital más afectada que otras, dado que los autobuses que hacen su recorrido dentro de los servicios mínimos establecidos --50 por ciento en las horas 'punta', 30 por ciento en las horas 'valle' y 30 por ciento en talleres-- se reparten por toda la ciudad. Sí aclaró que el sector de usuarios más afectado ha sido el de las horas más tempranas, "que además suelen ser los que no tienen otros medios de transporte para ir a su trabajo", pues los servicios mínimos no se han hecho efectivos con "normalidad" hasta las 7.30 horas, con el funcionamiento de unos 180 autobuses, de una flota aproximada de 900.

Antes, se produjeron disturbios cuando los autobuses salían de las

cocheras y enfilaban la avenida de Andalucía, momento en el que, a la altura aproximada del centro comercial Los Arcos, un grupo de personas rompieron con piedras las lunas de muchos de los vehículos, propiciando daños que Tussam valora en unos 100.000 euros. Ello ha causado la permanencia en la mañana de hoy de una Unidad de Intervención Policial y la escolta policial de los vehículos que salen a desempeñar su labor.

El mandatario de Tussam no quiso valorar la situación de los detenidos y su futuro, alegando que la "prioridad" de la empresa es "restablecer los servicios mínimos en su totalidad y atender a los usuarios, sin distraerme con problemas internos".

Europa Press Comunicados Empresas