Actualizado 29/04/2007 14:46 CET

Economía/Empresas.- Correos abre la red postal a operadores privados a finales de mayo con descuentos de hasta el 20%

MADRID, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los operadores postales privados podrán empezar a finales del próximo mes de mayo a utilizar la red postal pública de Correos para tramitar sus envíos, lo que les permitirá garantizar a sus clientes la entrega a cualquier parte del país de la mano de los carteros de la sociedad pública sin necesidad de contar con red propia.

Con esta medida se dará un paso más en la progresiva apertura a la competencia del sector, que arrancó en 1998 y que culminará en 2009 con la liberalización total del mercado.

Los operadores privados emplearán la red postal de Correos para sus envíos de igual forma que un cliente particular, esto es, pagando a la sociedad pública la correspondiente tarifa postal.

No obstante, Correos podrá aplicar descuentos de hasta el 20% a estas empresas en función de determinados parámetros, como son el volumen de envíos que le aporten, el hecho de que entreguen siempre en un mismo lugar, que lo hayan clasificado y que mantengan una regularidad en las entregas.

La sociedad postal pública podrá ofrecer estos descuentos porque gestionar el correo de las empresas privadas (un mínimo de 350.000 cartas anuales por empresa) le permitirá optimizar su red y sus recursos, con el consiguiente ahorro de costes. La sociedad postal tratará los envíos de las empresas privadas junto con el resto de sus propios envíos, tras la firma de los preceptivos convenios.

Así se establece en la Resolución de la Subsecretaria del Ministerio de Fomento que fija las reglas de juego del acceso de las empresas privadas a la red postal, a la que tuvo acceso Europa Press. Esta normativa se publicara en los próximos días en el Boletín Oficial del Estado (BOE) con el fin de que entre en vigor a finales de mayo.

BATALLA POR LOS GRANDES CLIENTES.

En la actualidad, y según datos de Fomento, existen unas 400 empresas postales privadas, si bien sólo una decena, entre las que destaca Unipost, tienen un tamaño y una cuota de negocio relevante. Se centran en gestión de envíos masivos de grandes empresas, entidades y Administraciones.

Hasta ahora, para abordar este negocio debían contar con logística propia, por lo que la mayor parte de estas empresas limitaban los envíos al entorno urbano, segmento de negocio que además ya está completamente liberalizado y en el que compiten de forma directa con Correos.

La legislación mantiene aún reservando a Correos el envío interurbano de cartas de menos 50 gramos de peso para compensar al operador por tener que garantizar el servicio público universal. En este segmento los privados sólo pueden operar en los envíos de más de 50 gramos y cobrando 2,5 veces la tarifa oficial. Ahora, con el acceso a la red postal (las instalaciones y los carteros de Correos) podrán garantizar a sus clientes la entrega de sus envíos a cualquier parte de España.

Fomento ha pactado este sistema con la patronal del sector (Asociación Profesional de Empresas de Reparto y Manipulación de Correspondencia, Asempre) y confía que beneficie a todas las partes y dinamice la competencia.

Se espera que los operadores privados trasladen los descuentos que les hará Correos a sus clientes para aumentar su negocio y competir con el operador público en captación de grandes clientes. Ello empujará a la empresa pública a competir optimizando sus prestaciones, con la consiguiente mejora del servicio de la que, en última instancia, se acaben beneficiando también los usuarios particulares.